Primero de Mayo: ¿otra fecha para desinflar a Juan Guaidó?

La ayuda humanitaria dejó sin argumentos a la derecha venezolana

«Una estrategia política fracasada fue lo que dejó la ayuda humanitaria para la oposición, lo que no se pudo lograr se centrará ahora en buscar una implosión del bloque gobernante con rebelión popular y cerco internacional», así define el internacionalista Ignacio Bustamante lo que implementará la oposición luego de la derrota de la ayuda humanitaria.

Afirma que la supuesta crisis humanitaria que vive Venezuela dejó de ser prioridad para la oposición venezolana con la llegada de la ayuda humanitaria a mediados del mes de abril.

«La bandera de la oposición venezolana para atacar al gobierno legitimo de Nicolás Maduro era la entrada de esa ayuda. Sin embargo la misma ya entró, no hubo dificultad, la Cruz Roja llegó a un acuerdo con el gobierno y el «beneficio» dejó de ser un argumento de ataque en contra del gobierno nacional».

«Juan Guaidó, diputado opositor de la Asamblea Nacional en desacato dejó de apoyarse en la ayuda desde el momento que se evidenció la reunión del presidente Maduro con la Cruz Roja venezolana y ahora la revancha va por otros tiros, intentar lograr una rebelión popular que a simple vista tendrá el mismo destino, el fracaso».

Basado en ese argumento asegura que la estrategia del opositor Guaidó ya se ha empezado a ver por dos focos precisos, «primero celebró la llegada de al ayuda humanitaria asegurando que era un «acierto» de Maduro y «un paso importante» para la situación del país. Y ahora convocó a una gran marcha para el primero de mayo sin revelar los puntos de esa marcha».

El especialista analiza tales declaraciones como una estrategia política bien argumentada pero mal estructurada, «todos los detalles de la ayuda quedaron desmontados cuando se vio en encuentro de Maduro y la Cruz Roja, en realidad la oposición no movilizó nada en pro del beneficio sino de un circo para hacer ver que se preocupan por la salud del venezolano», aseguró.

Resaltó que la necesidad de aceptar la ayuda humanitaria es por el bloqueo financiero que tiene EEUU en contra de Venezuela y no por incapacidad de producción.

El 23 de febrero de este año la derecha venezolana, financiada por EEUU y apoyada por el gobierno de Colombia generó caos en la frontera con la supuesta quema de la ayuda humanitaria que ellos pretendían ingresar al país sin permisos sanitarios.

Carlos Alvarado, ministro de salud de Venezuela, aseguró que el primer cargamento de ayuda humanitaria, gestionado por Cruz Roja y aprobado por el gobierno de Nicolás Maduro, llegó a Venezuela el 16 de abril de 2019.

Detalló la información sobre el convenio con la Cruz Roja en materia de asistencia técnica humanitaria que arribó al país suramericano con 24 toneladas de insumos.

La entrega comprende kits de medicamentos para atención de emergencias, 14 plantas eléctricas con 14 transformadores, bidones para almacenamiento de agua y material para los voluntarios de la Cruz Roja venezolana.

Ante la llegada el presidente Nicolás Maduro aseguró que el Gobierno Nacional mantiene permanentes mesas de trabajo con el Sistema de Naciones Unidas y la Organización panamericana de la Salud para la llegada de medicamentos.

Sin embargo se trata de alianzas estratégicas del Gobierno Revolucionario, durante los meses de febrero y marzo también llegaron al país más de 72 toneladas de medicamentos provenientes de Rusia y China.

Artículos relacionados