EEUU se las ingenia para negar asilo a migrantes

Estados Unidos, un país conformado por migrantes incluida la familia del mismo presidente de su gobierno, está decidida a cerrar la puerta a la migración, específicamente a la que llega a ese país en busca de asilo político.

Así se desprende de un comunicado emanado del Departamento de Justicia y el Departamento de Seguridad Nacional, instituciones norteamericanas que firmaron un documento conjunto que insta a quienes buscan asilo político, a hacerlo en otros países, situación por demás violatoria del derecho internacional. El documento fija un nuevo “estándar” migratorio al fijar “más restricciones o límites de elegibilidad para los extranjeros que piden asilo en Estados Unidos”.

Quienes solicitan asilo en EEUU ahora enfrentan nuevos obstáculos si ingresan por terceros países que brinden el mismo beneficio.

La nueva medida impide que solicitantes de asilo por persecución o riesgo de tortura, lleguen a Estados Unidos si ingresaron al país a través de “un tercer Estado” que otorgara la misma protección.

El secretario interino de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, aseguró que las medidas que se implementarán próximamente “ayudará a reducir un importante factor de “atractivo” que impulsa la migración irregular a Estados Unidos”.

Muchos de los migrantes que llegan a por la frontera sur hacia Estados Unidos, son acusados de solicitar asilo “sin mérito”. El señalamiento lo hace el fiscal general estadounidense William Barr, quien se une a los que no asumen desde Estados Unidos el terrible daño moral y el empobrecimiento que han causado a los países que hoy les reportan migrantes masivamente.

XC

Artículos relacionados