Cobra fuerza tesis del asesinato de Jeffrey Epstein

Recientes imágenes mostradas en el programa «60 minutos» de la cadena estadounidense CBS, y que exhiben el cadáver de Jeffrey Epstein todavía en su celda a pocas horas de su muerte, han avivado las sospechas de que el magnate estadounidense no se suicidó, sino que fue asesinado.

El video publicado por la cadena de televisión el pasado domingo, muestra el cadáver de Epstein con una herida en su garganta y varias marcas en su nuca.  Además se ve el interior de su celda, donde aparecen trozos de sábanas cortadas con algunos nudos, la que habría usado para suicidarse.

A estas dudas, se suma el testimonio del médico forense Michale Baden, que estuvo presente en la disección del cadáver de Epstein, y quien asegura que las fracturas en el cuello de la víctima parecieran responder más a un estrangulamiento que a un ahorcamiento suicida.

«La soga no coincide con la marca del surco de la ligadura», aseguró Baden. «El cuello de Epstein se fracturó en varios lugares (…) nunca he visto tres fracturas como esas en un ahorcamiento suicida«, añadió el experto.

Sostuvo además que fueron rotos todos los protocolos de custodia del cuerpo de Epstein, pues fue llevado a la sala de urgencias de la cárcel, lo que, a juicio de Baden, supuso una “disrupción en la escena”.

Cuando fue encontrado muerto en agosto pasado, Jeffrey Epstein se encontraba detenido a la espera de un juicio por tráfico sexual de menores y pedofilia, cargos de los que se declaró inocente.

Documentos relacionados con el caso Epstein, han relacionado con la red de tráfico y abuso de menores a grandes nombres como el príncipe británico Andrés de York, el inversionista multimillonario Glenn Dubin, el exgobernador de Nuevo México, Bill Richardson, y otras figuras políticas y personas de alto perfil.

MMMV-VTactual

7 “invitados” de Epstein que la prensa quiere que olvides

 

Artículos relacionados