Al descubierto escondite de armas nucleares estadounidenses

Recientemente un informe confidencial del gobierno de Reino Unido salió a la luz pública causando un roce diplomático entre la nación europea y su aliado Estados Unidos. El mismo revelaba información clasificada en la cual se valoraba al gobierno de Washington como “inepto”, “incompetente” e “inseguro”. Tras ese roce que causó la ira del presidente estadounidense y obligó la renuncia del embajador británico, surge otro escándalo que revela el escondite secreto de armamento nuclear norteamericano en Europa.

Un informe publicado “accidentalmente” y luego modificado, dejó ver que Estados Unidos guarda bombas nucleares de su propiedad en Bélgica, Alemania, Países Bajos, Italia y Turquía, según un reporte publicado por la Asamblea Parlamentaria de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

El documento fechado en abril de este año fue elaborado por el Comité de Defensa y Seguridad de la OTAN y reza lo siguiente: «EE.UU. despliega alrededor de 150 armas nucleares en Europa, en particular las bombas de caída libre B61, que pueden ser desplegadas tanto por aviones estadounidenses como aliados. Estas bombas se almacenan en seis bases estadounidenses y europeas: Kleine Brogel en Bélgica, Büchel en Alemania, Aviano y Ghedi-Torre en Italia, Volkel en los Países Bajos e Incirlik en Turquía».

Una versión de este informe del 11 de julio no contienen este párrafo y maneja información similar pero con más rodeos de los necesarios.

OTAN en defensa de lo indefendible

La situación obligó a que la OTAN se pronunciara sobre el caso. Para la organización se trata de un informe no oficial. Sin embargo la prensa europea refleja que el documento es la más cercana revelación de un secreto a voces en el continente, puesto que los “escondites” como el tipo de armas reflejadas, ya han sido motivo de análisis de grupos como Nuclear Threat Initiative.

La confirmación de esta información supone la agudización de las tensiones entre oriente y occidente, ya marcadas por la fricción natural con la Federación rusa, el conflicto siempre latente con Corea del Norte y la suspensión del acuerdo nuclear con Irán.

Medios europeos reflejan que existe una gran preocupación de alcance mundial ante la aparición de estos documentos, pues Washington viene abandonando históricos acuerdos nucleares asumidos al término de las grandes guerras del siglo anterior, lo que genera incertidumbre sobre los próximos pasos que se transitarán sobre la materia.

RB

Artículos relacionados