Comienzan a revisar libre acceso a armas de fuego

Luego del suceso que conmocionó a la opinión pública nacional e internacional, en el que un hombre propició una masacre en Christchurch, el Gobierno de Nueva Zalanda, ha decidido reconsiderar su legislación, por lo que decidió promover una reforma a la ley de tenencia de armas, con la cual se pretende restringir el acceso a las armas de fuego en el país oceánico.

En este sentido, el Parlamento aprobó con 119 votos a favor y uno en contra, esta nueva iniciativa, la cual será presentada posteriormente ante gobernadora general Patsy Reddy, representante de la Reina Isabel II,  y de ser ratificada, se convertiría en ley.

Tras la masacre del pasado 15 de febrero, la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, destacó la necesidad de impulsar leyes como estas para prevenir futuros hechos que pongan en riesgo la vida de la población. «Estamos aquí porque murieron 50 personas, ya no tienen una voz. Nosotros, los miembros de esta Cámara, somos su voz y hoy la hemos usado sabiamente».

De ser convertida en ley, esta iniciativa podría generar réplicas en otros países cuyas políticas sobre la tenencia de armas son muy blandas, lo cual ha propiciado a que se masifiquen los ataques multitudinarios, que los niños, adolescentes y desequilibrados mentales, tengan acceso a las armas, tal es el caso de Estados Unidos.

Por otro lado, en Brasil, en vez de impulsar políticas que vayan direccionadas a contrarrestar la criminalidad en el país suramericano, que está en entre las naciones más peligrosas del mundo, su presidente, Jair Bolsonaro, firmó un decreto que flexibiliza la venta de armas a civiles.

YR

Artículos relacionados