En Argentina rinden tributo a las «Guerreras»

En Argentina rinden tributo a las «Guerreras»

En Argentina las mujeres se unen de diferentes maneras para enfrentar el machismo que azota a la sociedad de este país y que ha cobrado la vida de miles de mujeres. Ante esta realidad la activista y artista Eleonora
Ghioldi inauguró la muestra «Guerreras»
, exposición en la que hace un recorrido por las historias de distintas mujeres víctimas de violencia sexual y que relatan en primera persona sus experiencias.

La exposición estará abierta al público en general hasta el 11 de marzo en el Museo Evita, en la Ciudad de Buenos Aires. El proceso que duró 7 años ha servido de fotografía social para mostrar un flagelo que no cesa y que por el contrario crece en la Argentina de Mauricio Macri.

«Son todas historias super personales. Son todas amigas de amigas, todas se conocen entre ellas. Hay desde acoso callejero, violaciones, abusos, con relaciones con padres, jefes, desconocidos, hasta casos de feminicidio donde entrevisto a las madres o a los familiares», detalla Ghioldi.

Los relatos escritos de puño y letra por las «protagonistas» también se pueden escuchar gracias a una técnica que pone a disposición del espectador audífonos por lo que se escucha el testimonio de cada una de las «protagonistas». En total Ghioldi muestra 50 historias recopiladas de las cuales sólo dos llegaron a ser denuncia y sólo una tuvo una condena, para ella «todos conocemos a alguna persona que sufrió una situación de violencia de género. Y estas mujeres se autodenominan como Guerreras».

Susana Monte Rodríguez, madre de una víctima de feminicidio relata parte de su experiencia, denuncia en la que deja claro cómo el machismo le quitó a su hija. «Me llamo Susana Monte Rodríguez. Soy mamá de María Guadolfo Pérez Montes, víctima de feminicidio. Y aquí estoy, en la lucha porque se te haga justicia mija».

Entre las historias destaca la de un padre que violaba a su hija cuando la madre abandonó la casa; la de un médico que abusó de una paciente después de practicarle una cirugía; y la de una mujer que presenció una violación, sin embargo son muchas las historias que se exponen en la muestra.

Ghioldi, destaca que hubo muchas mujeres que no pudieron terminar sus relatos. «Querían pero no podían (…) creo que cuando podés llegar a hablar del tema, sos muy valiente porque no es fácil hablar a un nivel público y que todo el mundo sepa tu vida personal, pero creo que es muy sanador también», dice a los medios que registraron la muestra.

EC

Artículos relacionados