Argentina recupera camino retrocedido en aborto no punible

El nuevo Gobierno de Argentina llegó con todos los hierros. Y es que el nuevo ministro de salud de Alberto Fernández, Ginés González García, aprobó un nuevo protocolo médico para la práctica del aborto terapéutico, en un país donde la interrupción del embarazo de forma voluntaria en ilegal.

La nueva normativa, que ya había sido rechazada por el presidente saliente, Mauricio Macri, otorga un marco legal para los médicos que practiquen los abortos .  En una rueda de prensa dada este jueves, González García adelantó que la aprobación de este pliego traería problemas con organizaciones que se oponen al aborto.

«Iniciamos un camino, que es el de la aplicación de la ley, y creemos que va a haber algunas organizaciones antiderechos que van a cuestionar», adelantó.

«Nosotros estamos dando un instrumento sanitario para que se cumpla la ley y los derechos de la persona que lamentablemente está en situación de interrupción voluntaria del embarazo», acotó.Lo aprobado por el Gobierno no es más que una actualización del protocolo ya existente desde 2015 sobre la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) y busca proteger a la paciente que se lo pratique, en caso de que su salud o vida corran riesgo con el embarazo o si fue víctima de una violación.

Y tampoco el ILE se aplica en todo el país, sólo en 11 de las 24 provincias por varios factores: o los marcos legales regionales no lo permiten, ni siquiera en los casos antes descritos o porque tienen uno distinto.

El protocolo sólo toca aspectos «científicos», detalló como «la medicación que se utiliza», siguiendo «cánones internacionales».

Este decreto ya había sido presentado por el ministro de Salud anterior, pero Macri lo anuló a las 12 horas de emitido.  La decisión de Macri, del ala más conservadora de la derecha argentina, ocasionó la renuncia de su ministro del ramo, Adolfo Rubinstein.

“Me junté con él antes de que asumiera y sabía que había tomado esa decisión. Lo celebro aunque hubiera preferido que saliera en nuestro Gobierno”, admitió el ex secretario. Y aseguró que si bien no tuvo acceso al documento, presume que solo cuenta con “diferencias cosméticas”, se lamentó Rubinstein en declaraciones al diario El Clarín.

MMMV/VTactual

Alberto Fernández alza su voz en favor del aborto

Artículos relacionados