Arabia Saudita cede a las presiones estadounidenses

Tras la presión que ejerce los Estados Unidos sobre Arabia Saudita, para evitar que éste último avance hacia un recorte de la producción petrolera de cara a la reunión que se desarrollará la próxima semana la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), el reino dio a conocer un aumento en la producción de crudo en el mes de noviembre.

Aunque, no se ha efectuado el promedio exacto de este incremento con respecto al mes de noviembre, ya que el mismo es obtenido al cierre de mes, se pudo conocer que este aumento pasó de 11,1 millones de barriles del día (bpd) hasta alcanzar 11, 3 millones de bpd, lo que constituye un total de 0,5% de la demanda global.

En relación a la producción de barriles por día registrado a principios de este año, tras lo acordado con los países miembros de la OPEP, de hacer un recorte en la producción del crudo como una estrategia para lograr un alza en los precios del mismo, este nuevo incremento podría alcanzar los más de 1 millón de barriles.

En el mes de junio, Riad había acordado ajustar su producción e importaciones a varios países, incluyendo a los Estados Unidos, como una estrategia para contrarrestar las consecuencias que trajo consigo las sanciones del gobierno estadounidense contra Teherán.

Ante este escenario, el viernes los precios de barril registraron una caída, hasta situarlo en 60 dólares, por lo que industrias petroleras saudí han manifestado la necesidad de incrementar los precios y mantenerlos en 70 dólares, por lo que prevé superar la demanda hasta más de 1 millón de bpd, lo que podría generar una intervención de la OPEP.

YR

Sanciones de EE. UU. presionan alza del crudo

Artículos relacionados