Arabia Saudita se queda sin fuerza laboral por crisis económica

Más de dos millones de personas en edad productiva laboralmente han abandonado Arabia Saudita por la grave crisis económica que atraviesa el reino árabe.

Los altos impuestos sobre los ingresos de los trabajadores extranjeros, sumándole el creciente aumento de los precios de productos básicos durante los últimos dos años, son los argumentos causantes de la huida de los trabajadores de esa nación.

Arabia Saudita es una sociedad en quiebra. Desde hace dos años sostiene una ofensiva en Yemen, que lanzó Riad y varios de sus aliados árabes en 2015, y el brutal asesinato en octubre de 2018 del periodista disidente Jamal Khashoggi en el consulado en Estambul (Turquía), conforme

Según el diario local saudí, Al-Sharq Al-Awsat, “los severos impuestos sobre los ingresos de los trabajadores extranjeros, y el creciente aumento de los precios de productos básicos en Arabia Saudí, durante los últimos dos años, han provocado la salida de unos dos millones de trabajadores del territorio saudí”.

Según el rotativo, en medio de este período la cifra de trabajadores extranjeros en 2019 alcanzó el número de 6.590.000 después de que en 2017 estaba alrededor de 8.490.000 trabajadores.

El aumento del desempleo en el reino saudí está confirmado por los datos oficiales, que también muestran que el paro entre los ciudadanos saudíes aumentó en 12.9%, más allá de la lucha por la creación de puestos de trabajo a medida que la economía se recupera lentamente de la peor desaceleración económica desde la crisis financiera de 2009, podría ser la razón principal de esta reducción es el aumento del desempleo.

XC

Artículos relacionados