7 obras de Aquiles Nazoa que lo inmortalizaron en versatilidad

Escritor, periodista combativo, humorista y poeta, cuatro oficios que definen a una de las plumas más destacadas de Venezuela.

Se trata del gran Aquiles Nazoa, nacido en el humilde barrio caraqueño de El Guarataro, desde donde inició su autodidacta camino hacia las letras que lo convertiría en uno de los intelectuales más brillantes del país.

Con motivo de su natalicio, VTActual le rinde homenaje a través de una breve muestra con las obras más destacadas que lo inmortalizaron en versatilidad y que legaron su genio, crítica constructiva y sensibilidad a todos los que hemos tenido el placer de leerlo.

La historia de un caballo que era bien bonito: Con esta obra y utilizando como símbolo un caballo que tiene todos los colores de las flores, Aquiles Nazoa simboliza la paz, el amor, la amistad y la solidaridad entre las personas.

7. Las lombricitas: Un cuento que rima y que habla del amor que tienen los padres hacia sus hijos, sí como de las consecuencias de la desobediencia juvenil.

6. Ratabillo de Navidad: Otro cuento de este gran autor que retrata con sentimiento nacionalista la llegada del Niño Jesús en n pueblo venezolano.

5. El Caballo de Manteca: Una obra hermosa, pensada especialmente para niños, a quienes el autor defendía y escribía, pues consideraba que ellos disfrutaban tanto como los adultos de la literatura.

4. Poemas de Animales: Un libro de poesía para niños que a través de ilustraciones llenas de humor recopila casi 30 divertidos poemas de animales del autor venezolano. Un libro para que los primeros lectores se familiaricen con la poesía.

3. Fabula de la Ratoncita presumida: Hortensia, la ratoncita, además de bella, es ambiciosa y presumida. Desdeña los amores de Alfredito, un humilde ratón, creyendo que es preferible buscar un personaje poderoso con quien casarse. Esta encantadora versión de una antigua fábula china fue escrita con sabor y humor por Aquiles hasta convertirlo en un clásico de la literatura infantil de América Latina.

2. Fabula de la Avispa Ahogada: La avispa aquel día, desde la mañana, como de costumbre, gravísima andaba. Así comienza esta divertida fábula del humorista sobre las andanzas de una avispa rabiosa, que por estar ciega de rabia, termina ahogándose en un vaso de agua.

1. El Transeúnte Sonreído: publicado en 1945, este libro lleva por título el seudónimo que utilizaba para sí mismo. Un libro en donde expone todo su conocimiento sobre la cultura popular y la retrata a modo de comedia.

ARG

Artículos relacionados