AMLO sigue cediendo a presiones del magnate, esta vez tocó a Venezuela

Sorpresa. Esto fue lo que generó la noticia difundida este martes sobre la protección que brindará el gobierno mexicano de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), a través de su embajada en Venezuela, a uno de los diputados implicados en el intento de golpe de Estado promovido por el gobierno de #DonaldTrump y la oposición venezolana el pasado 30 de abril en el país caribeño.

Así lo dio a conocer la Cancillería de ese país a través de su cuenta en la red social Twitter, en donde expusieron que con esta medida el gobierno de AMLO «reitera su compromiso con el respeto, protección y promoción de los derechos humanos de todas las personas, independientemente de su afinidad política».

Asimismo, el gobierno mexicano reiteró la postura de no intervención en el conflicto venezolano que ha mantenido el gobierno López Obrador desde que asumió el poder el pasado 1 de diciembre.

Diputado Franco Manuel Casella

El diputado en cuestión es Franco Manuel Casella, quien al igual que sus cómplices optó por utilizar la figura de huésped que goza de la misma protección internacional que la delegación diplomática del país receptor.

Esta figura no existe técnicamente en el Derecho Internacional y debe ser asumida por breves períodos. Los políticos venezolanos que han utilizado esta estrategia no pueden optar por la figura de asilados porque esta debe solicitarse en suelo extranjero o en la frontera del país receptor.

México, es uno de los más de 140 Estados que reconoce al gobierno del presidente Nicolás Maduro y no al diputado Juan Guaidó, quien el pasado 23 de enero se autoproclamó como presidente encargado de Venezuela.

El Diputado venezolano agradeció por su parte el apoyo de México a su caso, a pesar de las evidentes diferencias ideológicas que existen entre su posición política y la de López Obrador.

ARG

Artículos relacionados