El altísimo costo humano de una guerra en la península coreana

El investigador Michael J. Zagurek Jr reveló recientemente que una resolución bélica del conflicto entre EEUU y Corea del Norte podría acabar con la vida de al menos dos millones de personas.

Pero el terrorífico escenario no afectaría únicamente a esas dos naciones, sino que tendría repercusión en todo el mundo, pues según el análisis de Zagurek, Pyongyang posee unas 25 ojivas nucleares con potencia de entre 15 y 25 kilotones, así como una cantidad desconocida de ojivas termonucleares recién ensayadas, de hasta 250 kilotones.

Haciendo un cálculo que toma en cuenta posibles interceptaciones por los sistemas antimisiles y los eventuales fallos técnicos y asumir que tan sólo una quinta parte de las ojivas alcancen su blanco, morirían 600.000 personas, y si detonan el 80% de las bombas, serían 2,1 millones de muertos y 7,5 millones de heridos y afectados por la radiación.

Esto sin tomar en cuenta una respuesta bélica de Norteamérica, cuyos misiles intercontinentales y bombas atómicas B61 acabarían con los 25 millones de habitantes de Corea del Norte.

El experto militar ruso Mijaíl Khodarenok, dijo al portal de Sputnik que «sólo a EEUU con sus amenazas constantes se le puede culpar por la situación actual. Hay que decir francamente: nadie hizo más para impulsar la proliferación de las armas nucleares que EEUU».

KP

Artículos relacionados