7 facetas de Alí Primera a través de sus canciones

Un día como hoy, 31 de octubre, en 1941 nació en la ciudad de Coro Alí Primera conocido en su Venezuela natal como “El Cantor del Pueblo” o – cariñosamente – “El Panita Alí”.

Cantautor, músico, poeta y activista político, Alí Primera desarrolló un estilo musical popular y tradicional dentro de lo que algunos llaman “canción de protesta”. Sin embargo, Alí siempre se opuso a esa etiqueta y prefirió calificarlo como “Canción Necesaria” que cultivó hasta que su voz se apagó trágicamente en el accidente automovilístico que le arrebató la vida en febrero de 1985.


Ali Primera realizó 18 producciones discográficas, entre 1969 y 1985, que lo convirtieron en un bastión de lucha popular.

Durante su vida, la radio y la televisión vetaron sus composiciones, debido a la incomodidad que representaban para la elite política y económica venezolana de aquella época. A pesar de ello continuó con su canto comprometido alentando a la lucha contra el sistema capitalista, el amor a la venezolanidad y una militancia en la lucha popular sin reservas ni partidos.

En 2005, el Gobierno del Comandante Hugo Chávez declaró su música como Patrimonio Nacional, al ser uno de los símbolos de lucha que representaba a los excluidos y a los que nunca tuvieron voz. VTactual te invita a conocer 7 facetas de Alí Primera a través de sus canciones.

7. Remenbranzas de su vida: “Canción para acordarme”

Esta es una canción poco conocida por el público. En ella, Alí Primera comparte los recuerdos de su infancia y juventud en medio de la pobreza. En esa época nacerían en él los ideales revolucionarios. Una de las partes más conmovedoras de esta pieza es cuando declama: “Y cuando mi madre supo que era comunista me dijo: ¡Dios te bendiga! Porque para algo deben servir las bendiciones en esta vida. Y salí contento al camino, lleno de alegría. Y aprendí a cagarme en la libertad que defiende Supermán porque para algo debe servir la mierda en esta vida”.

6. Las parábolas de Alí: “El bachaco fundilluo”

Alí Primera no veía contradicción alguna entre los ideales comunistas y los cristianos. Y como hizo lo Jesús de Nazareth en su momento, utilizó parábolas para explicar el origen de los problemas e injusticias sociales. “El bachaco fundilluo” es una hilarante parábola de cómo actúa el capitalismo beneficiando a unos pocos sobre la mayoría. Algunos consideran este tema como profético; ya que en la Venezuela de los últimos años surgió el fenómeno de los “bachaqueros”… una especie de “mutación” del “bachaco” al que se refería el Cantor del Pueblo.

5. Su vocación internacionalista: “Canción para los Valientes”

Como buen militante de izquierda, Alí Primera tenía una profunda vocación internacionalista. Las luchas de los pueblos y los líderes revolucionarios de la época le inspiraron extraordinarias composiciones. Le dedicó “El Sombrero Azul” a la lucha del Frente Farabundo Martí de El Salvador, con “Agua Clara Nicaragua” alentó a la Revolución Sandinista, con “Borincana” apoyó la lucha del pueblo de Puerto Rico, “La Noche del Jabalí” denuncia las atrocidades de la dictadura en Haití. Le cantó al Ché Guevara, a Ho Chi Mihn, al movimiento estadounidense “Black Power”“Canción para los valientes” está dedicada a Salvador Allende, Víctor Jara, Violeta Parra y Pablo Neruda. Ahora que en Chile se “están abriendo de nuevo las grandes alamedas” vale la pena escucharla.

4. Cronista de las contradicciones de la Venezuela Saudita: “Ruperto”

En la década del 70, la Guerra del Yom Kippur disparó los precios del barril de petróleo y con la nacionalización de las petroleras entraron muchas divisas al país. Sin embargo, la distribución de esa riqueza no fue equitativa y el dinero circulante sirvió para maquillar la miseria pintándola de progreso y bienestar. Alí Primera denuncia estas contradicciones en temas como “Ahora que el petróleo es nuestro”, “Canto a un Guarao”, “Esquina Principal” y “Ruperto”. Esta canción es el reflejo de muchos hombres del campo que vinieron a la ciudad buscando una vida mejor, influenciados por el boom petrolero y por la publicidad. Estos “Rupertos” fueron conformando poco a poco los barrios pobres de las urbes venezolanas.

3. La poesía y la ternura de Alí: “Blanquísima gaviota”

Alí Primera manifiesta en “Canción Panfletaria”: “Yo no perfumo el estiércol, pa’ que me salga bonita y la escuche ‘regodeao’ el burgués allá en su silla”. Sin embargo, muchas de sus canciones tienen una poesía y una ternura estremecedoras. Así – en medio de un ensueño poético – nos sumergimos en el universo de “Reverón”  y nos enternecemos con “La piel de mi niña huele a caramelo”. “Blanquísima gaviota” es una de sus más hermosas creaciones.

2. Militancia por el medio ambiente: “Abran la puerta”

Alí Primera era un constante luchador y defensor ecologista. Estaba siempre presto a denunciar las arbitrariedades de los gobiernos que – en un interés mercantil – otorgaban licencias para desforestar sin tomar en cuenta a los habitantes y al medio ambiente. En una entrevista para radio Tropical manifestó: “Vamos a hacer un trabajo en función de la defensa de la ecología, agrupando el problema de Tacarigua, Oricao, La Puerta (Edo Trujillo), del Lago de Maracaibo, de la Mesa de Guanipa. Vamos a hacer un acto en defensa de donde el hombre vive”. Así nació “Abran la puerta” tema que – curiosamente – es utilizado con frecuencia para convocar a movilizaciones políticas que no siempre están relacionadas con la ecología.

1. Enamorado y comprometido con el ideal bolivariano: “Canción Bolivariana”

Es un homenaje al Libertador en la víspera del bicentenario de su nacimiento. Gira en torno a una conversación imaginaria entre Bolívar y un niño y hace referencias al Juramento en el Monte Sacro, la Carta de Jamaica, los Estados Unidos, el Congreso de Angostura y su muerte en Santa Marta. Expresa una reflexión de Bolívar sobre como Venezuela estaba siendo gobernada por indignos de su herencia que buscaban asegurarse de que sus ideales “estuvieran bien muertos”. No obstante ofrece un rayo de esperanza en el pensamiento bolivariano como la vía para una Venezuela mejor.

Este es uno de los pocos videos en el que podemos ver en vivo al “Panita Alí”

Enza García Margarit

Artículos relacionados