Alerta: una fuerte amenaza habita el planeta Tierra

Alerta: una fuerte amenaza habita el planeta Tierra

Si bien es cierto que la biodiversidad y los recursos naturales son factores indispensables para la vida del ser humano, también es cierto que ambos indicativos se encuentran en un estado de alarma por actividades propias de las personas que se desembocan en su contra y afectan directamente la supervivencia de las especies.

De acuerdo a la 12º edición del Informe Planeta Vivo del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), luego de analizar 16 mil 704 poblaciones de 4 mil 5 especies entre 1970 y 2014, la humanidad es responsable directa de la eliminación del 60% de la población mundial de vertebrados en los últimos cuarenta años, que incluyen aves, mamíferos, reptiles, anfibios y peces, siendo este último el más afectado con una reducción del 83 %.

la agricultura comercial ocasiona la tala indiscriminada de árboles

Los lugares con mayor disminución de especies son los trópicos de Centroamérica y Suramérica que han sufrido una disminución del 89 % de su población de vertebrados.

El documento que recoge investigaciones de al menos 58 científicos de centros de investigación internacionales e investigaciones científicas en universidades del mundo, señala que aunque no todas las especies decrecen a una misma velocidad, el deterioro final del proceso es significativo y alarmante.

Las especies marinas son las más afectadas por las actividades humanas

Pero ¿qué actividades son las que logran estas cifras? El Informe Planeta Vivo ha enumerado cinco amenazas: degradación o pérdida del hábitat, la explotación, especies invasoras o enfermedades, contaminación y cambio climático.

En cuanto a la pérdida de hábitat el WWF precisa que se debe mayormente a la agricultura insostenible, el desarrollo residencial o comercial, el transporte la tala y sobreexplotación de la caza y la pesca, siendo estos factores el mayor atacante contra la biodiversidad y los ecosistemas. Desde el año 1500 hasta la fecha, un aproximado del 75 % de las especies que se han extinguido, han sido deterioradas por estos atacantes.

La contaminación y el cambio climático son los principales factores del deterioro de la biodiversidad del planeta

Actualmente la agricultura comercial ha logrado la pérdida del 40% de los bosques en los trópicos y subtrópicos de la Tierra, mientras que las selvas tropicales han desaparecido casi un 20% solo en el Amazonía. De igual modo, la contaminación causada por polución agricola, incendios, minería y represas provoca una reducción paulatina de la población animal. Por ejemplo, un derrame de petróleo.

El cambio climático juega sin duda un papel importante en todo lo que tiene que ver con la pérdida de especies a nivel global y el deterioro del ecosistema. La temperatura media global no para de crecer, y las especies se ven obligadas a adaptarse poniendo en riesgo sus capacidades y logrando efectos como la migración y la reproducción.

NA

Cambio climático hace peligrar cada vez más la vida humana

Artículos relacionados