7 datos sobre alerta naranja declarada por Venezuela en frontera con Colombia

En cualquier ámbito en que se declare un “alerta naranja”, queda explícita la existencia de una amenaza potencial que pone en riesgo a numerosos grupos humanos. En el caso de la declaratoria realizada por el gobierno venezolano ante la amenaza del vecino gobierno de Colombia, la amenaza se expresa en objetivos militares y potenciales ataques, luego de las acusaciones que desde Bogotá aseguran que en Venezuela existe financiamiento a grupos irregulares.

Pero ¿qué implica esta declaración de “alerta naranja”? ¿cuáles son sus alcances? VT Actual hace un repaso por los 7 datos sobre el alerta naranja declarado por Venezuela en frontera con Colombia

7. Despliegue de todas las unidades militares

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó a todos los componentes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, la movilización a la zona fronteriza con Colombia. Con la finalidad de evitar una guerra contra el país, Maduro movilizará al Ejército, Guardia Nacional, Aviación y Armada, para resguardar el territorio nacional. Posiblemente un contingente de la Milicia Nacional Bolivariana se sume a las maniobras.

6. Puesta a punto

Entre el 10 y el 28 de septiembre, los diferentes componentes militares de Venezuela estarán realizando ejercicios propios de cada situación. El mandatario venezolano indicó que los ejercicios se realizarán “para poner a tono todo el sistema de armas, todo el despliegue operacional y la actividad militar necesaria para que Venezuela preserve su seguridad y su tranquilidad”.

5. Frontera caliente

La instrucción presidencial abarca toda la zona fronteriza con Colombia. Los estados de mayor tránsito de personas del lado venezolano, son Zulia y Táchira, que colindan con los departamentos colombianos de La Guajira, César y Norte de Santander. La medida también incluye el estado llanero de Apure y el selvático Amazonas del lado venezolano, los cuales hacen frontera con los departamentos Arauca y El Vichada del lado neogranadino.

4. Impedir falsos positivos

Tras el anuncio por parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), de su regreso a las armas, el gobierno de Iván Duque acusó a Caracas de propiciar el nuevo levantamiento. Maduro rechazó las acusaciones y teme que desde Bogotá se esté fraguando una nueva trampa para agredir a Venezuela. “Sabemos que hay una maniobra para tratar de escalar un conjunto de falsos positivos… (El gobierno de Colombia) ahora pretende un falso positivo para agredir a Venezuela y empezar un conflicto militar contra nuestro país”, declaró.

3. Propuestas contra guerra multiforme

Maduro entregó la tarea al Comando Estratégico Operacional de la FANB de realizar cursos y talleres para que el pueblo y los cadetes conozcan en detalle el modelo y las fases de la guerra no convencional que se aplica contra el país. “La guerra multiforme de carácter no convencional, no es la guerra militar convencional en donde ‘yo te declaro la guerra’. Es una guerra subterránea, que tiene como objetivo no solo acabar con el presidente de la república, (sino) destruir el estado y la sociedad venezolana”.

2. Puntos y líneas

La frontera entre Venezuela y Colombia es la más viva de América del Sur. Tiene una longitud de 2.219 kilómetros y una actividad comercial dependiente que abarca desde la península de La Guajira y se acentúa en la región andina. En toda esta zona que incluye llanos y selvas, los puntos de comercio hacen muy permeable la frontera, donde el contrabando es una práctica común.

1. La amenaza que es Duque

Iván Duque gobierna bajo la dirección de Álvaro Uribe Vélez, un secreto inocultable que ni ellos mismos tienen el decoro de esconder. A su vez el gobierno de Uribe significa guerra, injerencia de Estados Unidos en la región y marines circulando por doquier. No en vano el ex presidente aprobó la instalación de 7 bases militares estadounidenses en Colombia. En medio de su declaración de “guerra” a las guerrillas, a Uribe se le fue la mano atacando territorio ecuatoriano. No es descabellado pensar que a su alfil político, Iván Duque, le tiemble el pulso para agredir a Venezuela, que en este momento ha sido aislada por otros gobiernos de ultraderecha que se instalaron en la región.

RB

Artículos relacionados