Ultraderecha podría apoderarse del este de Alemania

/ Foto: EFE

Unos cinco millones y medio de electores están convocados este domingo a las urnas para los comicios regionales de Sajonia y Brandeburgo, dos «Länder» (estados federados) del este de Alemania que podrían dar un fuerte impulso a la ultraderecha.

El recuerdo del inicio de la II Guerra Mundial, el 1 de septiembre de 1939, con la «guerra relámpago» lanzada por los nazis contra Polonia no ha dañado la imagen de la ultraderecha actual, representada en el partido opositor Alternativa para Alemania (AfD), que desde 2017 es la primera fuerza de oposición en el Parlamento (Bundestag).

Precisamente, para este domingo 1 de septiembre, están convocados a las urnas los electores de ambos «Länder» de los que puede surgir una ultraderecha envalentonada toda vez que se prevé que uno de cada cuatro votantes se decantará en Sajonia por ese partido, mientras que en Brandeburgo, que rodea a Berlín, sería uno de cada cinco quien daría su voto al candidato de AfD con vínculos con el neonazismo.

La de Merkel es la primera fuerza

El último sondeo de la televisión pública apunta a que la agrupación de Angela Merkel, la Unión Cristianodemócrata (CDU), defenderá claramente su posición de primera fuerza en Sajonia, puesto que conserva desde la reunificación alemana (1990). Lo mismo ocurrirá en Brandeburgo con el Partido Socialdemócrata (SPD), parte de la coalición gubernamental.

Intenciones de voto en picada

No obstante, ambas fuerzas han visto disminuidas sus intenciones de voto. Por ejemplo, la SPD espera alcanzar un 22%, aunque viene de obtener 31,9% en las anteriores regionales, apenas un punto de ventaja sobre la AfD del radical neonazista Andreas Kalbitz (21%).

Ultraderecha podría apoderarse del este de Alemania
Andreas Kalbitz, vinculado con el neonazismo, va ganando terreno político de cara a las elecciones regionales alemanas / Foto: Cortesía

Si sus números se ajustan a la realidad, las dos formaciones de la coalición de Merkel habrán evitado «lo peor», es decir, que la AfD les arrebate la posición histórica de fuerzas más votadas.

Pero tanto los conservadores de la canciller como sus socios en Berlín habrán caído en número de votos nuevamente, sin haber llegado aún a la mitad de la presente legislatura, tras la que Merkel se despedirá del poder.

FF

Artículos relacionados