El reto de Alberto Fernández al frente de Argentina

El peronismo volvió al poder en Argentina a pesar del odio y la difamación, pero no hay mucho tiempo para celebraciones. Alberto Fernández logró alzarse con la presidencia con 8 puntos por encima de su principal adversario y presidente saliente, Mauricio Macri, quien no pudo remontar la enorme ventaja que sacó en las primarias la dupla de Alberto y Cristina Fernández.

La ex presidenta ya sabe de retos, pues junto a su esposo Néstor Kirchner, vivió momentos estelares a principios del siglo XIX en los que Argentina resurgía de las cenizas dejadas por el neoliberalismo y la corrupción. Ahora en la dupla con el presidente electo Alberto Fernández, le corresponderá asumir las riendas de un país en recesión, con una inflación incontrolable y una deuda de enormes proporciones.

El mandatario electo ganó en primera vuelta, pero no con la ventaja que suponía. Tendrá una dura oposición.

País en recesión

Alberto Fernández asumirá un país cuyo proceso productivo viene en caída libre desde 2017. El año pasado enfrentó un descenso importante en la producción del campo, complicado por la sequía que tampoco ayudó. La industria local se desaceleró y el peso argentino sufrió una devaluación que se remontó a 20 años atrás.

Los Fernández ya tienen experiencia en tratar con procesos económicos difíciles.

Fernández fue un duro crítico de las altas tasas de interés que impuso el banco central a los productores, por lo que este sector se vio aún más perjudicado. En tal sentido, el presidente electo se ha propuesto incentivar el consumo y volver a ser un país exportador, cosa que no se pudo lograr en el gobierno de Macri.

Inflación incontrolable

Luego de la victoria de Fernández en primera vuelta el banco central volvió a experimentar la caída de la moneda argentina y redujo la compra de dólares de 10 mil a 200 por mes, ello debido a la fuga de capitales que se sigue produciendo por parte de los empresarios de ese país.

Alberto Fernámdez asume las riendas de Argentina en uno de sus momentos más críticos económicamente.

Fernández ha propuesto un “acuerdo económico y social” para revertir la inflación. Está consciente de lo difícil que será esto, pero ha declarado que se dará por satisfecho si al final de su gobierno termina con una inflación de un dígito.

La nueva deuda

El regreso de Argentina a los designios del Fondo Monetario Internacional (FMI), es una de los mayores problemas que enfrentará Alberto Fernández. La deuda argentina con el FMI alcanza los 310 mil 800 millones de dólares para finales de septiembre, lo que implica un 68% del PBI. El mandatario electo cuenta con negociadores expertos que participaron en la renegociación de la deuda de 2005, que fue llevada con mucho éxito y logró pagar la deuda del país en aquél momento.

RB

Artículos relacionados