UE y Washington no coinciden en nuevo acuerdo nuclear con Irán

En medio de las estrategias que la Casa Blanca dirige para influir sobre la voluntad de otros países, se ha topado con un muro de contención en su intención de modificar el acuerdo nuclear con la República Islámica de Irán. La Unión Europea (UE) puso freno a las pretensiones de Washington de forzar un nuevo acuerdo, por lo que ese mecanismo de integración del viejo continente, se apegará al suscrito en 2015, que tanto trabajo costó en su momento.

Federica Mogherini, alta representante de la Política Exterior de la UE, comentó que ese organismo defenderá el acuerdo anterior pese a los esfuerzos de Estados Unidos por afectarlo.  “El pacto nuclear es parte del cuerpo de decisiones que ha adoptado el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU). Siempre defenderemos el total respeto por todas las partes de las resoluciones de la ONU y eso incluye el acuerdo con Irán”, indicó la funcionaria.

La alta representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, mueve todos sus esfuerzos porque Washington no imponga un nuevo acuerdo nuclear a su medida.

Mogherini resaltó que el acuerdo de 2015 es un anexo a una resolución de la ONU, y en ningún caso se trata de un acuerdo internacional o un pacto bilateral que pueda romperse a voluntad, como lo hizo de manera unilateral el gobierno de #DonaldTRump. “Obviamente, sobre la base del respeto mutuo de sus provisiones, se puede hacer más. Pero, en primer lugar, lo que existe tiene que ser preservado”, dijo.

Esfuerzos por la negociación

Desde la UE se hacen serios esfuerzos por el respeto al acuerdo que Rusia, Alemania, Francia, Reino Unido, China y Estados Unidos, firmaron con Irán en 2015. Ese será uno de los puntos a tratar en la reunión informal de los ministros de Defensa del bloque en Helsinki (Finlandia), que se celebra desde este jueves en esa nación.

Hace pocos días el presidente francés Emmanuel Macron, sugirió que se están haciendo los esfuerzos porque se celebre una próxima reunión entre los presidentes de Estados Unidos e Irán, para tratar el tema. “Espero que en las próximas semanas podamos conseguir que haya una entrevista entre Rohani y Trump, en la que yo mismo y nuestros socios también podríamos estar”, ofreció el mandatario galo.

RB

Artículos relacionados