La sombra del acoso se instala en el FBI

Un total de 16 mujeres estadounidenses demandaron el miércoles al Buró Federal de Investigación de EEUU (FBI), alegando haber sido víctimas de discriminación sexual en sus programas de entrenamientos.

De acuerdo a una investigación hecha por el diario The New York Times, los instructores masculinos expusieron a las antiguas reclutas a un ambiente de trabajo hostil, acoso sexual y bromas inapropiadas.

Siete de las mujeres aún trabajan para esa institución y algunas no han puesto sus nombres completos en la demanda, por temor a las represalias.

De acuerdo con lo expuesto en la demanda, los instructores del FBI son en su mayoría hombres y penalizan a las mujeres en entrenamientos con cifras significativamente más altas que a los hombres.

Las demandantes solicitan al FBI que revise su proceso de evaluación de capacitación, que pague 300 mil dólares a cada una de las mujeres por estrés emocional y que contrate a más mujeres para las labores de inteligencia que realiza el organismo.

En la demanda aparece el nombre del exdirector del FBI James B. Comey, a quien una de las demandantes le acusa de no haber hecho nada tras presentarle las quejas.

Por su parte, el FBI indicó en una declaración al The New York Times que está “comprometido a fomentar un entorno laboral donde todos nuestros empleados sean valorados y respetados”.

ARG

Artículos relacionados