Abuso sexual infantil es asunto de salud pública en Colombia

Con una realidad imposible de ocultar, Colombia admite que el abuso sexual a niños, niñas y adolescentes es un asunto de Salud Pública. A su vez, el gobierno de ese país admite que la situación les sobrepasa, es por ello que están estudiando realizar alianzas para prevenir la impunidad del delito sexual.

El gobierno colombiano presentó este martes una gran alianza para luchar contra todas las formas de violencia sexual de las que son víctimas niños, niñas y adolescentes. La preocupación central de la propuesta es que esta violencia “desbordó la capacidad del Estado para enfrentarla”, según se lee en el documento.

Documentos aseguran que militares que hacen vida dentro de las 8 bases de propiedad estadounidense, han sido agresores sexuales de infantes y las autoridades colombianas no pueden enjuiciarlos.

El texto presentado, que sustenta la iniciativa sobre el panorama de acceso a la justicia por estos crímenes, muestra que reina la impunidad, así como detalla que muchos delitos no se conocen por falta de denuncia, por miedo o ignorancia.

Cifras aterradoras

“Es un asunto de salud pública dada su extensión, magnitud y consecuencias, que los afecta de manera desproporcionada (…) solo entre 2014 y 2019 reportes de la Fiscalía dan cuenta de por lo menos 177.855 casos de violencia sexual (desde actos sexuales abusivos hasta turismo sexual) contra menores de edad, sin contar que la gran mayoría no denuncia tales abusos”, recoge el documento que presento el Gobierno.

Agrega que las edades más vulnerables, son las comprendidas entre los 10 a 14 años (46,88%), de los cuales 89,41% de las víctimas fueron niñas; en el grupo de edad de 5 a 9 años, el porcentaje fue de un 28,15%, siendo de nuevo las niñas las más afectadas con un 78,65%. No obstante, de todos esos casos solo se han obtenido 6.010 condenas.

Caos institucional contribuye a la impunidad

Una de las preocupaciones del Estado es la falta de cohesión entre las instituciones que están al frente de la defensa del infante colombiano. La información de la Fiscalía es distinta a la de entidades como: la Policía de Infancia y Adolescencia, Medicina Legal y el Ministerio de Salud.

Muchos de los casos no son denunciados, así que se desconocen las cifras oficiales

La falta de articulación es uno de los retos por vencer que se identificó. “Una de las barreras para la investigación judicial y la atención a las víctimas es falta de coordinación intersectorial que revictimiza a los niños, niñas y adolescentes”, se lee en el documento.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), identifico que uno de los problemas que complica las investigaciones, es la falta de funcionarios capacitados. Muchas  fallas se deben a la falta de fiscales especializados en el tema, las demoras en las evaluaciones psiquiátricas a niños,  así como la alarmante realidad que los profesionales del sistema de salud, que no denuncian los casos que llegan a sus consultorios por falta de herramientas.

El gobierno busca con esta propuesta de ley frenar el flagelo que golpea a los más desvalidos y vulnerables, como son los niños.

XC

Artículos relacionados