7 medidas para el ahorro energético individual

En un mundo cada vez más azotado por los embates del cambio climático y el irresponsable consumo energético, la solución para la crisis de energía y recursos que vendrá, pasa por la toma de decisiones conscientes de los altos mandos del planeta, no de las individualidades.

Sin embargo, hay pequeñas medidas que puede adoptar cada persona desde sus hogares u oficinas para mitigar un poco su impacto particular y así, quizá, «comprar» un poco de tiempo para que esas decisiones macro lleguen, aunque éstas dependen de un radical cambio de paradigma productivo y de consumo: un cambio de modelo económico, en definitiva.

Hoy Vtactual.com trae 7 iniciativas individuales que pueden ayudar a que cada uno contribuya en su propia medida, ahorrando o disminuyendo su uso energético cotidiano:

Apagar las luces

Un bombillo común puede gastar unos 100 vatios, mientras que uno ahorrador consume apenas 20. Un primer paso, entonces, sería sustituir los incandescentes por los de luz blanca, aunque la mejor medida es no encenderlos (sin importar el tipo que se tenga) a menos que sea estrictamente necesario.

Computadoras

Una portátil o laptop consume entre el 10 y 20% de lo que una computadora de escritorio, que puede llegar a gastar unos 150 vatios por hora. De tener la opción, escoger uno de estos dispositivos puede ayudar. Además, mantener apagados los equipos mientras no están en uso ayuda mucho: por ejemplo, apagar un monitor equivale a hacer lo mismo con el bombillo común.

¿Siempre cargar el móvil?

No solo hay quienes dejan el teléfono celular conectado a la corriente así tenga completa la carga de su batería, sino que además mantienen enchufados esos cargadores incluso sin estar cargando el dispositivo. Un transformador de estos consume electricidad solo con estar conectado al tomacorriente, tenga o no un dispositivo cargándose.

El lavado de ropa

Utilizar la lavadora a su máxima capacidad, al igual que con el agua a temperatura ambiente, puede ayudar a disminuir el consumo de electricidad en su hogar. A menos cantidad de lavadas semanales, menor será el gasto.

Microondas

El horno microondas consume tanta energía como 15 bombillos incandescentes, por lo que mientras menos calor requieran los envases utilizados puede resultar muy útil.

El problema del «stand by»

Hay muchos aparatos que, incluso apagados, continúan consumiendo pequeñas cantidades de electricidad. Aunque, eso sí, en suma por semanas, meses y años, terminan representando un alto gasto. Se trata de aquellos que se mantienen en modo «stand by» o «pendientes», algo que solo se evita desconectándolos de la toma de corriente o con el uso de regletas que apagan la llegada de electricidad al dispositivo.

Bañarse con calentador

Si bien la mayoría de las notas hablan de los calentadores eléctricos y su impacto, por lo que destacan el beneficio de cerrar la llave de agua mientras se enjabona o utiliza el champú, lo cierto es que esto también sería beneficioso para disminuir el gasto de agua, y sería extensible a los aparatos que funcionan a gas, no solo los eléctricos.

JI

Humanidad en peligro por tratar los recursos naturales como negocio

Artículos relacionados