7 tabúes respecto a la bisexualidad #DíaDeLaVisibilidadBisexual

7 tabúes respecto a la bisexualidad #DíaDeLaVisibilidadBisexual

El 23 de septiembre fue decretado como el Día Internacional de la Bisexualidad, celebrado por primera vez en 1993​ por tres activistas de derechos bisexuales en EEUU: Wendy Curry, Michael Page, y Gigi Raven Wilbur, quienes lo iniciaron.

«La comunidad bisexual también creció en fuerza, pero en muchos aspectos estamos todavía invisibles. También he estado condicionado por la sociedad para tachar automáticamente una pareja», dijo Wilbur para reivindicar a las personas bisexuales, invisibilizada incluso por el colectivo LGBTI.

En VTActual te mostramos 7 tabúes respecto a la bisexualidad #DiaDeLaVisibilidadBisexual.

Las mujeres bisexuales no terminan su orientación sexual por estar con un hombre

7. Las mujeres bisexuales salen con chicas hasta que se establecen con un hombre. 

Este tabú es uno de los más comunes y está relacionado con el machismo, la sociedad no concibe que una mujer pueda elegir estar con ambos sexos. Por eso ven la relación con un hombre como el fin de la «libertad sexual» de las mujeres.

6. La bisexualidad es una confusión.

Cuando la sociedad no encuentra explicación a las conductas humanas, se inclinan por decir que es parte de una confusión, la bisexualidad no es una excepción en esta regla.

La verdad es la escala de Kinsey, creada por el biólogo Alfred Kinsey, expone una tabla sobre estudios de orientación sexual, en su estudio refiere el grado de heterosexualidad u homosexualidad y la bisexualidad está en el rango 3, por lo tanto no es una confusión y mucho menos una patología.

Endodiscriminación: dentro de la misma comunidad LGBTI los bisexuales son rechazadas

5. Tienen el apoyo de la comunidad LGBTI

Aunque debería ser lo natural por compartir la misma discriminación de la sociedad, esto no siempre es así, dentro de la misma comunidad LGBTI los bisexuales son rechazados por «indecisos», de manera que son víctimas de endodiscriminación, es decir son rechazados por su propio círculo social.

Aunque la bisexualidad es una orientación sexual legítima y reconocida en las siglas LGBTI (la B es de bisexual) las personas con esta orientación sufren el irrespeto de la heteronormatibidad, pero también de algunos activistas o integrantes de la población .

La promiscuidad no está relacionada con la orientación sexual

4. Los bisexuales son más promiscuos que los heterosexuales
Si se toma en cuenta que la bisexualidad ha cargado con valoraciones sociales negativas históricamente, no es de extrañar que todo antivalor se le atribuirá a las personas bisexuales.

La promiscuidad por ser diferente y contraria a la monogamia impuesta por la iglesia católica, será achacada a bisexuales y homosexuales población por excelencia víctima de prejuicios. Lo cierto es que la «promiscuidad» es una características del hombre y la mujer, tenga la orientación sexual que tenga.

3. Son inmaduros.

Hay tesis biológicas que aseguran que la conducta sexual pasa por un momento de indefinición, pero en una civilización que establece la heterosexualidad como única orientación sexual válida, cualquier persona que sea bisexual se enfrentará a sí mismo y creerá estar confundido y buscar ser normal.

La persona bixexual podrá creer en principios que es homosexual y esto puede generar que tenga conductas que lo hagan confrontarse a sí mismo y a la soxiedad.

La verdadera causa de las Enfermedades de Transmisión Sexual es la “promiscuidad”

2.  Son más propensos a contraer ETS
El gran mito que primero se atribuyó a los homosexuales en la década de los 70 esta vez arremete contra la bisexualidad. En los años 80 se creía que hombres heterosexuales se contagiaron del SIDA por los hombre bisexuales.

La verdadera causa de las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) es que la “promiscuidad” sin cuidados, o por lo menos es una de las causas que puede generar estragos en la salud de los genitales.

 

La bisexualidad es una orientación sexual más común de lo que se piensa

 

1. La bisexualidad no existe.
Negar una orientación sexual distinta a la heterosexual es la primera reacción social de los conservadores y machitas, ante este prejuicio la ciencia se impone y lo aplasta.

Estudios científicos y psicológicos señalan que hay personas que sienten atracción por ambos sexos, incluso Sigmund Freud aseguraba que el ser humano es bisexual por naturaleza.

EC

Sexo público bajo el amparo legal en Guadalajara

Artículos relacionados