7 momentos claves de Chávez y su andar en la política

Visto por la derecha internacional como alguien muy peligroso, amado por los pueblos como un líder irrevocable, representante y vocero de sus sentires y luchas, el forjador de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, dejó una huella imborrable en la historia reciente del mundo.

Nunca tuvo miedo de enfrentarse a los poderes imperiales ni a los intereses económicos más grandes, y de ahí los siguientes extractos, momentos con declaraciones clave en la historia política del gigante venezolano:

1. El «Por ahora»

Ya a sabiendas de que el plan insurreccional no sería completado con la toma del palacio de gobierno en Caracas, el teniente coronel Hugo Chávez, líder del movimiento que buscó derrocar el neoliberalismo encarnado en el gobierno de Carlos Andrés Pérez, se entrega, aunque augura un futuro distinto con el «por ahora» que dividió en dos la historia del país:

 

2. Por la toma del poder político

Luego de estar unos dos años en la cárcel, y ser amnistiado por el entonces presidente Rafael Caldera, hizo una promesa que terminaría por cumplir: la de tomar junto al pueblo el poder político en Venezuela, para así comenzar nuevos tiempos para la nación suramericana:

 

3. Huele a azufre

En plena reunión de la Organización de Naciones Unidas, el ya presidente Hugo Chávez hizo gala de su humor y seriedad, a la vez, al catalogar al entonces primer mandatario de Estados Unidos, George W. Bush, como el diablo:

 

4. Váyanse al carajo

Ante las constantes pretensiones desde Washington por inmiscuirse en los asuntos internos de Venezuela, además de sus esfuerzos por acabar con la Revolución Bolivariana, la respuesta de parte del líder venezolano fue tajante:

 

5. Adiós al ALCA

En 2005, desde Argentina, el líder de la Revolución Bolivariana se encargó de sepultar la iniciativa del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), que buscaba consolidar el poder económico de las grandes transnacionales y de las élites que han dominado estos países durante mucho tiempo. Allí, junto a gobernantes aliados, como el argentino Néstor Kirchner o el boliviano Evo Morales, también se sembraría la semilla para la posterior consolidación de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

 

6. ¡Comuna o nada!

Como eje de la propuesta histórica del chavismo, las comunas forman parte esencial del proyecto bolivariano. Sin embargo, para el presidente Chávez algo no se estaba haciendo bien al respecto. De ahí que hiciera este llamado a la autocrítica y a la reflexión en una de las arengas más sonadas que haya pronunciado:

 

7. Soy feminista

Para alcanzar una sociedad de iguales, dijo durante su programa televisivo Aló, Presidente, se debe luchar contra todas las expresiones de desigualdad. La mayor, argumentó, es la de género, por lo cual se declaró feminista y con esto le imprimió ese carácter a toda la Revolución Bolivariana:

JI

Artículos relacionados