7 agresiones recientes de EE.UU. contra Venezuela

Venezuela ha sido víctima de muchas agresiones por parte de los gobiernos de turno en Estados Unidos, quienes en su afán por destruir la Revolución Bolivariana, han aplicado una serie de sanciones y ataques que buscan asfixiar al pueblo y gobierno venezolano.

El presidente de la República Nicolás Maduro ha denunciado este martes, en rueda de prensa con medios internacionales, que en el mes de abril recibió documentos desde Washington, los cuales contienen información sobre un plan para intervenir a Venezuela a través del “caos” que se originó en el país con las protestas violentas de la oposición.

VTActual.com le muestra las 7 agresiones más emblemáticas que el gobierno de los Estados Unidos ha perpetrado contra Venezuela en los últimos años:

PDVSA, la joya de la corona para Estados Unidos

El 24 de mayo de 2011, el gobierno estadounidense impuso sanciones contra siete compañías extranjeras, incluyendo la compañía petrolera estatal PDVSA y la israelí Ofer Brothers Group. En esta oportunidad acusó a las petroleras de ofrecer a Irán gasolina y otros productos refinados.

El chantaje de los derechos humanos

Es la acusación obligada para realizar invasiones militares; «la violación de los derechos humanos» es la excusa que utilizan los dirigentes norteamericanos para intentar someter a los Estados que no se pliegan a su política y entonces los señalan como «estados fallidos».

Venezuela no ha escapado de este chantaje. El 8 de diciembre de 2014, el Congreso de Estados Unidos aprobó leyes para aplicar sanciones contra funcionarios venezolanos que ordenaron supuestos «actos de violencia o abusos de derechos humanos» contra los manifestantes violentos de la oposición venezolana.

«La Salida», se llamó el plan insurreccional que acabó con la vida de 41 personas en manos de terroristas financiados por el partido de ultraderecha de Leopoldo López, Voluntad Popular, y demás agrupaciones partidistas fascistas.

La amenaza «inusual y extraordinaria» de Venezuela para EE.UU.

El 9 de marzo de 2015, el ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firmó una orden ejecutiva en la que clasificó a Venezuela como «amenaza para la seguridad nacional» de su país e impuso sanciones contra varios funcionarios venezolanos por presuntas violaciones de los derechos humanos.

Esta orden establece restricciones y prohibiciones financieras y comerciales a siete funcionarios venezolanos; En el 2016, Obama renovó la orden ejecutiva tras afirmar que «la situación política en Venezuela no había mejorado», o mejor dicho, que la Revolución Bolivariana seguía gobernando.

La otra acusación: el «narco estado»

Es otra de las matrices con la que EE.UU. bombardea a los países; la clásica «lucha contra el narcotráfico». En esa supuesta «lucha» se encargan de culpar como narcotraficantes y terroristas a funcionarios de gobiernos que no son complacientes con la DEA y con las políticas de Washington.

El 13 de febrero de 2017, este país impuso sanciones contra el vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, acusándolo de ser parte en la comercialización internacional de drogas.

Este intento de amedrentamiento, que utilizó como punta de lanza al canal CNN, incluía la utilización de testigos falsos dentro de un reportaje audiovisual, que señaló a El Aissami como responsable de emitir pasaportes a personas de nacionalidad árabe, supuestamente involucradas en el narcotráfico y el terrorismo.

Ataque financiero a Venezuela a través de PDVSA, quieren su petróleo

El 25 de agosto de 2017, una vez más, el gobierno de Trump impone sanciones, esta vez financieras contra Venezuela.

La orden ejecutiva de Trump al Departamento del Tesoro norteamericano, prohíbe -que de manera directa o indirecta- cualquier persona, empresa, entidad financiera o asociación en EE.UU. realice negocios con los nuevos bonos o recursos de financiamiento que sean emitidos por el Banco Central de Venezuela (BCV) o PDVSA.

Injerencia descarada en la democracia participativa y popular

Luego de las manifestaciones violentas que mantuvieron a los ciudadanos venezolanos aterrorizados durante casi cuatro meses de este 2017, y que acabaron con la vida de más de 120 personas, el presidente Maduro convocó a una Asamblea Nacional Constituyente para devolver la paz a la nación.

Tres días antes de la celebración de estos comicios, el 27 de julio de 2017, Estados Unidos anunció sanciones contra 13 funcionarios y ex funcionarios del gobierno venezolano para presionar al Primer Mandatario e intentar que éste desistiera de la elección de la Constituyente.

Xenofobia encubierta: veto migratorio

El 25 de septiembre, Trump firma una orden que restringe la entrada de venezolanos y venezolanas a Estados Unidos.

Venezuela, Corea del Norte y Chad fueron incluidos en una nueva lista de países con prohibición de viajes a Estados Unidos debido a la supuesta «poca seguridad» o «falta de cooperación con las autoridades estadounidenses». Este veto busca castigar a los venezolanos, chavistas o no, por la imposibilidad de Washington de torcerle el brazo al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

AMR

Artículos relacionados