El clima político, posible culpable de la ruina de Atenas

El clima político posible culpable de la ruina de Atenas

Bomberos en Grecia encontraron un artefacto incendiario en la puerta de un chalet, en Mikonou 8, el único de su lado de esta calle de Mati que no solo no se ha derrumbado bajo las llamas sino que ha quedado completamente intacto.

Esto empieza a dar pruebas a las sospechas sobre el carácter no fortuito de los pavorosos incendios de Grecia que han causado la muerte de 85 personas.

La policía cree que el fuego que arrasó Mati comenzó en tres sitios simultáneamente.

El ministro de Protección Civil, Nikos Toskas, aseguró que tienen «indicios serios” que llevan a creer que se trata de “acciones criminales” que provocaron los incendios.

La carretera entre Maratón y Rafina, que actúa a menudo como cortafuegos, fue desbordada el lunes por la violencia del viento, que soplaba en dirección al mar.

Las casas de veraneo constituyeron en sí mismas una trampa: muchas fueron construidas sin licencia, de manera desordenada, y en los caminos hacia la playa la gente que escapaba de las llamas se encontraba con que estaban vallados.

Un error trágico fue desviar hacia la costa a los cientos de vehículos que ya se encontraban en la ruta, colapsando en muy poco tiempo sus estrechas carreteras.

Cuando el pánico empezó a cundir y algunos conductores abandonaron precipitadamente sus vehículos, agravando el atasco, las vías se convirtieron en una ratonera.

El ministro de Infraestructuras, Christos Spirtzis, se indignaba ayer:

“¿Cómo es posible que se hayan perdido tantas vidas y no investigar quién es responsable de este caos urbanístico?”

El presidente de la Cámara de Comercio de Atenas pidió apoyo financiero para que los damnificados puedan reemprender sus propios negocios.

La ayuda de países vecinos en la extinción de las llamas y el rescate a las víctimas ha sido fundamental.

El Gobierno de Alexis Tsipras anunció que concederá 10 mil euros y un empleo en el sector público a las esposas y parientes cercanos de las víctimas.

ER

Una vez apagado el fuego en Grecia solo quedan las cenizas

Artículos relacionados