138 migrantes deportados de EE.UU. a El Salvador fueron asesinados

Un informe emitido por la Organización No Gubernamental, Human Rights Watch (HRW), asegura que al menos 138 migrantes salvadoreños que fueron deportados por EE.UU han sido asesinados al volver a su país y que además, otros 70 sufrieron golpizas, agresiones sexuales, extorsiones o torturas.

El documento denominado “Deportados al peligro: Las políticas de Estados Unidos sobre deportación exponen a salvadoreños a muerte y abusos” publicado en el portal web de HRW, revela que estas agresiones son perpetradas por pandillas, exparejas íntimas y miembros de la policía o las fuerzas de seguridad salvadoreñas.

Las cifras reflejadas en el estudio fueron obtenidas a partir de noticias, entrevistas a familiares, miembros de la comunidad y funcionarios. Además, asegura que no hay un conteo oficial de esas estadísticas al tiempo que sugiere la posibilidad de que el número de víctimas fatales sea mayor.

La ONG en su reporte destaca que a pesar de que en el derecho internacional se establecen prohibiciones para devolver a sus respectivos países a personas que estén en riesgo de persecución o tortura “a menudo los salvadoreños no pueden evitar ser deportados de Estados Unidos”.

La directora adjunta de Programa de HRW y coautora del informe, Alison Parker, afirma que pese a que esta situación es de conocimiento de las autoridades estadounidenses continúan poniendo en peligro a estos migrantes al deportarlos, según reseña DW en su portal web.

«A sabiendas, las autoridades de EE. UU. han puesto en riesgo a personas salvadoreñas al enviarlas a circunstancias donde enfrentan la posibilidad de homicidio y ataques contra su seguridad”, citada por el referido portal.

HRW insta a las autoridades de EE.UU. recibir con dignidad a los migrantes, así como a brindarles una posibilidad justa de explicar por qué necesitan protección. «Estados Unidos debería abordar la falta de garantías de debido proceso en las decisiones sobre asilo y adoptar un nuevo marco jurídico y de políticas de protección que reconozca las realidades mundiales actuales que obligan a las personas a huir de sus hogares, brindando “protección complementaria” a aquellas que enfrenten un riesgo concreto de sufrir daños graves», reza el informe.

SI/VTactual.com

Trump se queda con las ganas y con los inmigrantes

Artículos relacionados