10 millones viajaron en vacaciones por Venezuela

Se movilizaron durante semana santa, más de 10 millones de personas, que aprovecharon las vacaciones para visitar a sus familiares en otras regiones o simplemente hacer turismo para descansar de las labores cotidianas.

La cifra, suministrada por el presidente Nicolás Maduro al final de los días de asueto, revela no solo la amplia movilización interna que experimenta la nación suramericana, sino que desmonta el discurso de crisis humanitaria que se esgrime desde la derecha local y extranjera.

No significa esto que no haya problemas en el país, pero los esfuerzos han sido por minimizar sus efectos y permitir el disfrute de la tradicional fecha a la población, con el despliegue de actividades de esparcimiento a lo largo del territorio.

Con este fin, se llevaron a cabo unas 13 mil actividades como parte del Festival Deportivo, Recreativo y Cultural, explicó el propio jefe de Estado a través de su cuenta en la red social Twitter.

También se desplegaron cerca de 200 mil funcionarios de seguridad en unos mil puntos de control en las vías del país, que experimentaron una reducción de 47% en accidentes automovilísticos con respecto al pasado año.

En el marco del plan, también en terminales del país se activaron decenas de puntos de venta, como respuesta a las dificultades que atraviesan los venezolanos con el dinero en efectivo. De esta forma, los traslados para los temporadistas fueron más sencillos de lograr, al poder pagar sus pasajes directamente con tarjeta de débito.

De este modo, balnearios, parques y demás zonas turísticas recibieron el flujo de viajeros locales y extranjeros, aunque también hubo muestras de salvajismo turístico contra la naturaleza en zonas de mucha importancia ambiental.

JI

Semana Santa en algunos arrecifes de Venezuela o cómo leer las cifras de la crisis moral

Artículos relacionados