InicioDestacadaÉpica de los que no se rinden

Épica de los que no se rinden

Años han pasado de asedio. Pero los últimos han sido los peores: ataques a los servicios públicos, a la economía, cerco a la salud y a todas las conquistas construidas en casi dos décadas con el propósito de «torcer el brazo», quebrantar la voluntad de los venezolanos de independencia y soberanía, pero no hay rendición posible.

El asedio ha recrudecido más aún en los meses recientes; la estocada se dio el fin de semana en que se realizaron las elecciones presidenciales en Venezuela. Un paro de transporte emprendido por las mafias que manejan las rutas tiene rato amenazando a la clase trabajadora, que llega a pie a sus trabajos. Este domingo, no sacaron las unidades de transporte, la gente se ingenió métodos para ir a sus centros de votación.

Los precios de la comida aumentaron de manera desproporcionada en los últimos días, pero sobre todo, este fin de semana. El miércoles, un kilo de carne costaba 4 millones de bolívares, este domingo, durante la consulta popular, llegó a 5 millones 900 mil.

Fue en ese escenario, que 5 millones 823 mil 728 venezolanos, decidieron reelegir a Nicolás Maduro al frente de la presidencia de la República; lo que llaman los analistas electorales «el chavismo duro», los que no se rinden ante nada.

El CNE dio los resultados alrededor de las 10.30 de la noche.

La jornada electoral transcurrió en paz, como la mayoría de las 24 elecciones en dos décadas que ha protagonizado el pueblo venezolano. Era poco más de las diez de la noche cuando la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, anunció la tendencia irreversible: con 46,1 % de participación, proyectada a 48%, Maduro fue reelecto con 68% de los votos escrutados, por encima de su más cercano contendor, el opositor Henry Falcón, quien alcanzó 1 millón 820 mil 552 votos. La victoria de Maduro se concretó en todos los estados del país.

«Hay que reconocer, que bajo estas circunstancias en que la gente ha sido golpeada tan cruelmente en su capacidad de alimentarse, vestirse, de atenderse en la salud, de recrearse o incluso hasta de asearse, no pueden catalogarse de votantes sino de héroes y heroínas… Amantes de la patria. Es heróico el pueblo que votó que sigue siendo el pueblo humilde», reflexionó al saber el resultado la periodista venezolana Hindu Anderi.

De inmediato, el presidente reelecto puso el acento en la importancia de esta victoria. «Es impresionante con tanta guerra, con tanta campaña, cómo nuestro pueblo nunca se rinde, siempre anda con una sonrisa en batalla. Este ha sido un día de historia, de una victoria heroica fraguada en la lucha» dijo y denunció que efectivamente el sabotaje por parte de quienes manejan el sector transporte, atentó contra el derecho al voto de un importante sector de la población, por lo que ordenó una investigación y determinar responsabilidades al respecto.

El jefe de Estado enfatizó que con esta elección, el país tiene ya renovadas todas sus autoridades, «hoy hemos completado el ciclo constitucional de renovación de poderes, ya renovamos gobiernos regionales, municipales y hoy hemos ejercido la soberanía popular para renovar la presidencia de la República. Completamos el ciclo constitucional de manera virtuosa. El chavismo es una fuerza real que merece respeto y reconocimiento», sentenció.

 

Opositores patalean con los resultados

Antes de que el CNE anunciara los resultados, ambos candidatos de la oposición asomaron el fantasma del fraude electoral, que siempre aparece cuando la derecha pierde las elecciones y que nunca han demostrado con evidencias.

El aspirante opositor Henri Falcón desconoció los resultados de los comicios antes de conocerlos, argumentando que su contendor ganó por los «ventajismos». «No reconocemos este proceso electoral como válido, como cierto (…) Para nosotros no hubo elecciones», dijo el opositor, para luego exigir que los comicios se repitan en octubre.

Contradictoriamente, señaló que la estrategia del sector más recalcitrante de la derecha venezolana de llamar a la abstención hizo mella en su posibilidad de triunfar.

En una línea similar, el abanderado de Esperanza para el Cambio, Javier Bertucci, indicó que solo reconocería los resultados si la diferencia entre los aspirantes es holgada.

«Si este resultado está muy cerrado, nosotros vamos a desconocer los resultados. Si la ventaja es mucha, tendremos que reconocer», expresó Bertucci en rueda de prensa ofrecida desde su comando, en Caracas.

Posteriormente, a través de su cuenta en Twitter, Bertucci no fue capaz de reconocer la victoria de Maduro y volvió a cuestionar su triunfo. Además, instó a repetir las elecciones.

 

Reacciones mundiales

Luego de conocerse los resultados, varios líderes saludaron los resultados y felicitaron al pueblo venezolano por su resistencia ante los ataques de la derecha internacional, en especial, de Estados Unidos.

 

Del otro lado, la respuesta de los países alineados contra Venezuela no se hizo esperar. Los gobiernos de Panamá y Chile decidieron no reconocer los resultados electorales la misma noche del domingo.

El gobierno de Estados Unidos no se pronunció luego de la emisión de los resultados pero el senador Marco Rubio asomó lo que sigue en el guión elaborado para desconocer el sistema democrático venezolano.

Lo que sí queda claro es que independientemente de lo que haga la derecha venezolana, en alianza con el gobierno imperial de EEUU, no hay arma que despoje al chavismo de su incesante voluntad de seguir apostando por la Revolución.

JS/JA

LEE Más

spot_img