Derecha española oculta discurso extremista en elecciones autonómicas

La derecha española perdió la batalla de la confrontación de ideas. Las pasadas elecciones del 28-A resultaron ser un termómetro nada alentador para las posturas extremas de los partidos conservadores, que perdieron de manera alarmante el favor de los electores. Conocedores de esta realidad, el Partido Popular (PP), Ciudadanos y Vox, emprendieron una campaña edulcorada para distraer el voto de la izquierda de cara a las elecciones autonómicas del próximo 26-M.

Desde la cabeza del PP, Pablo Casado optó por un discurso más moderado, como si se tratara de un partido de “centro”. Posturas radicales sobre los temas del aborto, la eutanasia y la legalización de algunas sustancias prohibidas, se dejaron de lado o se “suavizaron”. Incluso desaparecieron de los medios de comunicación a sus principales figuras “radicales” como José María Aznar, por temor a que su influencia negativa espante a los electores.

Muy «serias» se ven las cosas desde el PP. Su cambio de discurso obedece a motivos electorales ante la derrota sufrida en abril.

Tampoco aparece en afiches de campaña el presidente del PP, quien fue la cara visible de la derrota del partido el pasado abril. Un nuevo slogan, “Hay partido”, reemplaza al de “Valor seguro” de la campaña anterior. La principal apuesta de “los populares” es que la izquierda se desmovilice por la confianza ganada tras los resultados de los pasados comicios, por lo que evitar la confrontación de ideas, se hace imperativo.

El extremismo no funcionó esta vez en España

El discurso radical que enfrentó al PP, Ciudadanos y Vox contra el PSOE, Unidas Podemos y otros partidos de izquierda, hizo que los primeros salieran con las tablas en la cabeza. Ante la celebración de los próximos comicios autonómicos, resulta más prudente mostrar una cara más amable para pescar en río revuelto.

Y en ese ir y venir, la izquierda prepara un escenario para garantizar las plazas conquistadas, tal como declaró para el medio Público.es, el consultor político  Enrique Cocero. El analista opina que la pasada victoria «puede hacer sentir al votante de izquierdas más que confiado, con el riesgo que ello entraña».

Ciudadanos procurará sacar ventaja con su discurso de centro-derecha. Las elecciones autonómicas serán otra opostunidad para acortar distancias con sus rivales del PP.

Cocero piensa que Ciudadanos puede alcanzar un éxito en las elecciones, debido a su discurso de centro derecha, que funcionó bien para el partido en abril. Por el contrario, el extremismo de Vox podría “erosionarse” al no brindar nada distinto a la campaña anterior. «Lo que defienden son valores más que asumidos por sus votantes y pierden una gran oportunidad al no explotar la parte más allá”, explicó.

Las elecciones autonómicas del reino de España, tocarán más de cerca temas de interés particular de los diferentes sectores que conforman este territorio. Nuevamente los intereses independentistas y los nacionalistas se enfrentan en unos comicios que podrían dibujar un nuevo mapa político-partidista en la nación ibérica.

RB

Artículos relacionados