InicioDestacada#VTentrevista Edilio Moreno: solidaridad a domicilio en los Andes venezolanos

#VTentrevista Edilio Moreno: solidaridad a domicilio en los Andes venezolanos

En la ciudad de Mérida de los andes venezolanos, un señor de barba blanca, acoplado a su pequeña moto Vespa, se interna en los vericuetos del municipio Libertador, primero para hacer un chequeo in situ de las necesidades reales de la gente que le solicita sus servicios; luego, para atender plenamente sus demandas urgentes.

Es Edilio Moreno Dávila, un instructor de yoga, criminólogo de profesión y docente de 67 años, que hace dos semanas asumió un nuevo reto de vida en medio de la pandemia: atender voluntariamente a quien requiera ayuda en una tarea doméstica que ha terminado siendo titánica, aunque suene de lo más normal: comprar alimentos.

A la calamidad sanitaria impuesta por la Covid-19, la cuarentena, la escasez de combustible, las dificultades de movilidad, al temor del contagio transfronterizo a través de Colombia a Mérida (como al resto de los estados andinos) se le suman los permanentes cortes eléctricos que llegan a ser incluso de hasta 20 horas diarias.

Es, casi, una tragedia, que Edilio asume con buena voluntad y entrega, haciendo maromas para saber qué productos necesita un consumidor y el tiempo preciso de entrega, tomando en cuenta que la mayoría de las veces se trata de atender la dieta alimentaria esencial de un adulto mayor o un niño y que los cortes de luz significan la absoluta incomunicación.

No cobra ni medio, es un trabajo solidario y apenas un pequeño ensayo que nace a partir de sus propias convicciones espirituales y éticas, siendo como es, un practicante de la disciplina hinduista desde hace 50 años, la cual cultiva y enseña a través de la Fundación Andina de Yoga.

¿Que si es complejo? En lo práctico sí, por razones obvias, nos confiesa, pero una vez más comprobó que la materia prima de venezolanas y venezolanos es la solidaridad, puesta mágicamente de manifiesto con el aporte de un ejército de aliados que poco a poco han ido sumando su grano de arena: desde el comerciante poderoso que le ofreció suministro gratis de gasolina para desplazar su moto, hasta los alumnos de su escuela de yoga, que también se han unido al trabajo de repartición.

Pero también se suman sus hijos, cuatro en total, que expresan orgullo por el empeño humanista de su padre, atareado con esta nueva responsabilidad impuesta por los azares de la salud planetaria.

“La experiencia ha sido muy interesante porque la gente tiene sentido de dar y de colaborar, y no son entes públicos, sino seres humanos sensibles que no te están preguntando tu color político o tu religión, sino que les sale del alma. Muy importante en este momento y de momentos futuros, hasta que el humano se reorganice”, remató.

Así promociona Edilio sus servicios

Una vida y mil mandados

Ha sido un trotamundos, confiesa, que ha recorrido buena parte del planeta en distintas misiones personales y espirituales, pero advierte que ni es un swami ni un sacerdote, sino una persona con compromisos familiares que decidió asumir el reto de los tiempos que corren, con la satisfactoria posibilidad de fomentar el ejemplo entre los venezolanos.

A los 16 años entró al mundo del yoga, y recuerda a su abuelo como mentor e inspiración, a partir de una expresión que quedó grabada en su memoria para siempre: “Cuando esté en algún lugar, pregúntese siempre: ¿en qué puedo ser útil?

Llegó el momento, pues justo la circunstancia implica que muchas personas están completamente limitadas en su movilidad, tienen edades complicadas como muchos abuelos que han quedado solos en sus hogares, o cuadros familiares difíciles como una madre sola con varios hijos.

Es allí donde entran en juego Edilio y su Vespa roja, promocionando su servicio voluntario de traslado de alimentos a domicilio los días lunes, miércoles y viernes en el contexto del territorio que abarca la ciudad de Mérida y sus alrededores.

“La gente se comunica vía telefónica, yo les pido la dirección para una entrevista previa que me permita constatar que la persona y sus condiciones existen. Muchas veces nos hemos topado con gente joven que lo que pretende es que le hagan el mandadito, como decimos aquí en los andes. Luego indagamos sobre los tipos de alimentos que necesita, si tiene algún comerciante que prefiera o conoce para hacer pedidos previos, de recoger y entregar. Finalmente le hacemos el servicio”, expresó.

Una red de voluntades

Las carticompras son por lo general de verduras, carnes, alimentos en general, que se adquieren a p de una lista que facilita el interesado bien por mensaje de texto, WhatsApp o escrito en papel.

El servicio no incluye medicamentos por las complicaciones que esto acarrea.

Esta iniciativa merideña, encabezada por Edilio Moreno, guía activo de prácticas de yoga en esa ciudad, también ha servido para que su alumnado o los que se han desprendido hacia otros destinos, hagan de nuevo contacto y ofrezcan su apoyo.

Entre los tantos prodigios nacidos en el seno de esta red de voluntades, ha surgido la oferta de insumos propios de amigos y allegados que se han puesto a la orden para acompañarlo en su causa, en medio de las dificultades colaterales que ha generado la pandemia.

“Cariño al prójimo, para decirlo de alguna manera” que no cuenta, al menos hasta ahora, nos explica, con ningún apoyo oficial que podría sumar más voluntades y generar un mayor impacto en la población.

Hasta de Estados Unidos lo llamaron recientemente para apoyar a un familiar en Mérida, pero las dificultades de comunicación impuestas por los apagones, han hecho difícil concretar la operación.

Al final, sus esfuerzos coinciden con sus aprendizajes, al punto de que su voluntarismo es parte de una de las especialidades de su doctrina, llamada Karma- yoga, que él resume como “emprender acciones por el bien de la humanidad, sin esperar ningún beneficio”.

“Digo que si me hubiera dedicado al comercio o a la industria con tanto empeño como le dediqué estos cincuenta años al yoga, yo estaría entre las cinco principales fortunas del mundo”, sostuvo.

MarlonZambrano/VTactual.com

7 amenazas de EEUU contra Venezuela que no son cuento

LEE Más