#VTentrevista Juan Carlos Valdez: Después del Covid-19 al mundo le espera una dura recesión

Ninguna economía en el mundo está preparada para una pandemia como esta. Los Estados no planifican la economía esperando que ocurra algo así. Tienen previsiones sobre eventualidades, por eso tienen reservas en divisas, commodities, oro, etc., pero eso no significa que estén preparados sino que hay unos más fuertes que otros”.

Así lo asegura el economista Juan Carlos Valdez, quien además destaca en entrevista para VTActual.com que aunque algunas economías sean más robustas, la globalización las ha hecho dependientes de otras, por lo que no se escaparán de los efectos del Covid-19 que ha paralizado buena parte de los aparatos productivos a escala global.

De acuerdo con Valdez, aunque esta no es la primera pandemia que ataca a la humanidad si es la primera que tendrá efectos devastadores sobre las economías de muchos países que verán como disminuirá sus previsiones de crecimiento, su Producto Interno Bruto y cómo crecerá el desempleo y por ende los niveles de pobreza.

“En el siglo XX hubo antes de esta al menos cuatro pandemias importantes. La más fuerte 1918, la llamaron la Fiebre Española aunque comenzó en Francia y EE. UU., hubo alrededor de 50 millones de fallecidos, sin contar los que dejó al I Guerra Mundial. No cambió la correlación de fuerzas pero su surgimiento si ayudó al fortalecimiento del bloque occidental. Luego se presentó en 1959 la peste de Hong Kong, en  1980 el virus del Sida y en 2009 la gripe porcina conocida como H1N1. Ninguna tuvo los efectos que tendrá el Coronavirus”, asegura.

Valdez recuerda que hace 200 años los países más ricos eran tres veces más ricos que los más pobres y que a finales de los 60, luego de la descolonización, habían aumentado 35 veces más su riqueza. Hoy, esos países que ya tenían más recursos que la mayoría, tienen una fortuna 80 veces más grande.

Juan Carlos Valdez, economista

“No quiero decir con esto que sean más fuertes para afrontar lo que viene, pero si que tienen una musculatura económica mayor. La afectación va a ser importante, sobre todo porque ahora comenzamos a depender unos de otros, al verse comprometida China eso causa un efecto dominó”, explica Valdez.

Y es que de acuerdo con el economista el efecto dominó se produce porque China no sólo exporta benes y servicios, sino que también es un gran consumidor. “Si ese país entra en recesión lo que se avizora es una caída importante de la demanda en el mundo”.

¿Había otra opción?

En palabras de Valdez, para cualquier economía es contraproducente ir a cuarentena, pero si no se toma esa decisión se sacrificaría la vida de millones de personas. Y es que la gente no debería tributar a la economía, es la economía que debe desarrollarse en función de la gente.

“O paralizas y salvas a la gente o continuas con las operaciones de las empresas en detrimento de la salud del pueblo. Pero aún en ese escenario, el deterioro de la gente le pasará factura a los Estados que deberán parar igualmente su aparato productivo porque los ciudadanos están enfermos o se han muerto”, destaca.

En ese sentido, destaca que Venezuela tiene un peligro adicional ante la pandemia, porque aunque tomó todas las medidas necesarias para detener la cadena de contagio, sus vecinos no. “Y eso significa que podríamos vernos afectados nuevamente por el Covid-19”.

La solidaridad, nuestra única salida

“El mundo va a caer en una incuestionable recesión, la caída del PIB, la demanda de bienes y servicios y el empleo serán enormes, al igual que el incremento de la pobreza. Es una situación crítica que requiere de la solidaridad de todos para que podamos superarla. Si todos somos interdependientes, lo lógico es que la solución este en  todos”, señala Valdez.

Igualmente, el economista resalta que paradójicamente Venezuela tiene muy buenas condiciones para recuperarse de la situación que atraviesa, porque el bloqueo que le impuso EE. UU. es tan bárbaro que el país latinoamericano en realidad está aislado desde hace tiempo y por eso cuenta con herramientas muy útiles para salir de esta coyuntura.

“Las condiciones a las que nos han arrastrado, nos han fortalecido para superar con estoicidad estos golpes. Creo que ésta es una oportunidad de oro para impulsar el desarrollo de otras áreas que nos pueden ayudar a recuperar la economía a largo plazo. Volver de nuevo al campo es urgente y la necesidad nos está obligando a hacerlo, este es el momento para que Venezuela se desarrolle”.

Andreína Ramos Ginés/VTActual.com

El inquilino de la Casa Blanca prioriza la economía antes que al Covid-19

Artículos relacionados