UE prepara severo castigo para Italia por altísima deuda pública

La inversión social del gobierno italiano en su pueblo, fue castigada por la Unión Europea con el pago de 3.500 millones de euros, como sanción por no “cumplir con los parámetros que impone la participación en la zona de la moneda única”. La deuda pública de Italia implica una carga de unos 38 mil euros para cada ciudadano, lo que podría impulsar que el PBI del país crezcay llegue este año a 134%, superando el 132% del año pasado.

La Comisión Europea (CE) estuvo a punto de aplicar sanciones similares en 2013, pero el gobierno de entonces logró zafarse de ellas con la promesa de trabajar para evitar el crecimiento de la deuda. La CE entiende esta vez que el gobierno del país mediterráneo “relajó sus esfuerzos presupuestarios” y actualmente tiene la segunda deuda más elevada de la Unión Europea.

Contra todo pronóstico, Salvini fue prudente a la hora de contestar a la medida de Bruselas.

El gobierno italiano ha mostrado gran preocupación por la contundencia de las posibles sanciones económicas, pero ha sido cauteloso a la hora de pronunciarse contra la decisión de Bruselas. “El único modo de reducir la deuda creada en el pasado es reducir los impuestos y permitir a los italianos trabajar más y mejor”, dijo Matteo Salvini, Ministro de Interior del gobierno de Italia.

Guerra de micrófonos en Italia

Los partidos de derecha y centro que se disputan el gobierno italiano, sostienen un encarnizado conflicto en el que se acusan mutuamente de la situación a la que se llegó. Luigi Di Maio, líder del Movimiento 5 estrellas, que se asumen de centro-izquierda, asegura que la responsabilidad de la situación es del partido Democrático, que la hizo crecer asceleradamente desde el año pasado.

Di Maio apuesta por no sacrificar los planes asistenciales del gobierno.

Di Maio dice que a pesar de las sanciones en puerta, no dejarán de impulsar políticas asistenciales como los avances en las jubilaciones y la reducción de impuestos. “Estas son medidas sagradas que continuaremos aplicando”, aseguró. Mientras tanto el primer ministro Giuseppe Conte, dijo que hará todo lo posible por “evitar el procedimiento por exceso de déficit”.

RB

Artículos relacionados