#DonaldTrump invisibiliza la pandemia en sus mítines políticos

#DonaldTrump invisibiliza la pandemia en sus mítines políticos / Foto: Cortesía

Desde Dakota del Sur, con el entorno del Monte Rushmore, el famoso monumento de granito donde están esculpidos los rostros de George Washington, Thomas Jefferson, Theodore Roosevelt y Abraham Lincoln, el supremacista #Donald Trump se jactó de gobernar un país “justo y excepcional”, pero nada refirió de los alarmantes récords de contagios de la pandemia de Covid-19 registrados en los últimos días.

En otra nueva parada de su gira de campaña por la reelección, expresó ante sus simpatizantes: “Diremos la verdad tal como es, sin disculparnos: Estados Unidos de América es el país más justo y excepcional que haya existido en la Tierra”, el mismo donde se desarrollan multitudinarias protestas contra el racismo y la violencia policial y donde entre mayo y junio pasados fallecieron dos afroamericanos a manos de funcionarios del orden.

Vale decir que las inequidades también han llevado a los manifestantes a derribar estatuas de generales confederados, que lucharon en la Guerra de Secesión (1861-1865) contra la abolición de la esclavitud, en un territorio en el que aún se venera a muchas de esas figuras.

Antes de su presentación, si acaso, refirió tímidamente el resurgimiento de la pandemia de coronavirus en el sur y el oeste. Nada dijo del caso de la novia de su hijo mayor, #DonaldTrump Junior, quien dio positivo a la prueba del virus. Según el diario The New York Times, a Kimberly Guilfoyle se le debió aislar.

Sin distanciamiento durante la pandemia

Para poner la guinda en la torta, se desarrolló una masiva recepción en Dakota del Sur, cuya gobernadora, la republicana Kristi Noem, se sumó entusiasta y dijo que distribuiría mascarillas gratuitas, “si es que alguien decide ponerse una. Pero no va a haber distanciamiento social”.

Randy Seiler, líder demócrata en ese estado, manifestó en cambio su oposición a este tipo de eventos y declaró a CNN: “Son ofensivos para los nativos indígenas de la zona, que consideran a esa tierra como sagrada, además los fuegos artificiales representan un riesgo de incendio y el peligro de contagio del coronavirus es real (…) Es una invitación al desastre”. Por cierto, algunos activistas aprovecharon la visita para manifestar su rechazo al huésped de la Casa Blanca.

#DonaldTrump invisibiliza la pandemia en sus mítines políticos
Activistas e integrantes de diferentes tribus de la región bloquearon la ruta a al Monte Rushmore en protesta protest por la visita del líder republicano / Foto: AFP

De hecho, hubo como atractivo la primera exhibición de fuegos artificiales en el sitio en una década, ya que se les había prohibido, desde 2010, por miedo a los incendios forestales.

FF/VTactual.com

Casos de Covid-19 en EE.UU. podrían ubicarse en 24 millones

Artículos relacionados