#VTanálisis Trabajadores a la deriva: Transnacionales aplican miles de despidos en medio de la pandemia

La pandemia por el Covid-19 le ha servido de mucho a quienes anteponen los intereses económicos por los sociales. Las transnacionales han mostrado su lado más oscuro y alegando pérdidas económicas, falta de producción y pocos ingresos han dejado sin empleo a miles de trabajadores en el mundo.

Empresas enmarcadas en proyectos y en ventas multimillonarias se han dado a la tarea de dejar desprotegidos a los trabajadores, sin importar que el país donde operen tengan poca protección laboral.

A pesar de que el mundo está atravesando una situación de salud, quienes manejan grandes intereses económicos no se frenan en la desigualdad. Desde mediados de abril a escasos días de decretarse la pandemia, comenzaron a despedir trabajadores. Sin embargo, muchas de sus empresas han quedado abiertas, lo que implica que la medida es temporal y al pasar la crisis retomarán actividades con nuevos empleados, de esta manera se evita ayudar a los empleados actuales durante el Covid-19.

«Descenso en las ventas»

A finales del mes de mayo cuando la pandemia anunciaba ir dejando más de 6 millones de fallecidos a nivel mundial, la automotriz francesa Renault anunció el despido de 15.000 trabajadores en todo el mundo dentro de un plan de reducción de costos de 2.000 millones de euros en tres años.

El principal argumento fue un «drástico descenso en las ventas durante la pandemia del coronavirus que empeoró los problemas previos del grupo».

La empresa tiene al rededor de 180.000 empleados en el mundo y solo en Francia despidió a 4.600 trabajadores y más de 10.000 en sus fábricas a nivel mundial. No obstante, el fabricante francés no tiene previsto abandonar la Fórmula Uno, pese al plan de recortes anunciado este viernes por la dirección, lo que genera el 85% de las ventas de esta empresa, presupuesto que quizás se pudiera invertir y convertir en garantía laboral.

Tres mil familias en la calle

A finales de mayo, otra reconocida marca a nivel mundial anunció el cierre de su planta en Barcelona, dejando a más de tres mil empleados en la calle sin ningún tipo de protección social.

Nissan informó el cierre de su planta en Barcelona a sus empleados a través de un videoconferencia en la que explicó que 3.000 trabajadores directos se quedarían sin empleo y otros 20.000 puestos indirectos quedarían en el aire.

El grupo japones explicó que la medida se tomó para reestructurar la empresa y expandirse por los mercados de Asia y EE.UU., alegando que la fabricación en Europa estaba mermando por la crisis del Covid-19.

Ante el anuncio de las medidas, los trabajadores de la empresa protestaron en la ciudad de Barcelona por quedar desprotegidos en medio de la pandemia, ya que ellos estaban amparados ante un plan industrial de fabricación que la empresa violentó.

Despidos masivos en Avianca

La aerolínea chileno-brasileña Latam Airlines anunció el 15 de mayo el despido de 1.400 empleados de sus filiales en Ecuador, Chile, Colombia y Perú como resultado de la drástica reducción de sus operaciones por culpa de la pandemia de coronavirus, aunque ya en abril había comunicado la reducción de sus operaciones en 95%.

“Pese a todos los esfuerzos que hemos hecho por cuidar los empleos, nos vemos obligados a tomar esta difícil decisión”, expresó el director ejecutivo, Roberto Alvo, en un comunicado difundido por la empresa.

En todo el mundo, la industria de la aviación ha sufrido un duro golpe por causa del coronavirus, al verse directamente afectada por el confinamiento y el cierre de las fronteras. Según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) , las aerolíneas latinoamericanas perderán USD 15 000 millones en ingresos este año, en la peor crisis en la historia del sector. Empero, la misma IATA asegura que muchas de las empresas mantienen sus operaciones en vuelos privados.

NB/VTactual.com

OMS alerta que pandemia del Covid-19 está empeorando a nivel mundial

 

Artículos relacionados