Ex Jefe del Pentágono aviva la mecha y acusa a Trump de abuso de autoridad

El exjefe del Pentágono James Mattis acusó al presidente #DonaldTrump de cometer abuso de autoridad y de tratar de dividir a la sociedad estadounidense, hecho que sirvió de detonante para que el Mandatario respondiera que “se sintió genial” cuando le pidió su carta de renuncia. La polémica se desarrolla en el contexto de los disturbios que enfrenta Estados Unidos tras el asesinato del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco.

En un artículo de opinión publicado este miércoles en The Atlantic, Mattis reprochó la actitud Trump, dado que es el primer presidente que ha visto en su vida que no procura unir al pueblo, sino que al contrario trata de dividirlo.

James Mattis y Donald Trump en octubre de 2018. Foto: Reuters

A juicio de Mattis, Trump cometió “abuso de la autoridad ejecutiva” y violó la Constitución  al reprimir con violencia una marcha pacífica en Washington. Agregó que la acción represiva se llevó a cabo para que el Jefe de Estado pudiera hacerse una foto frente a la iglesia de San Juan, utilizando a los militares para sofocar las protestas, un hecho que dejó a Mattis «enojado y horrorizado».

“Debemos rechazar y responsabilizar a aquellos en el cargo que se burlarían de nuestra Constitución”, sentenció el exjefe militar, quien renunció como Secretario de Defensa en diciembre de 2018, por no estar de acuerdo con la política de Trump en Siria.

En respuesta, el inquilino de la Casa Blanca señaló en Twitter: «Le pedí su carta de renuncia y me sentí genial por ello. Su apodo era ‘Caos’, que no me gustó, y lo cambié a ‘Mad Dog»’. Luego añadió que la «fuerza principal» de Mattis «no era la militar, sino las relaciones públicas personales».

Asimismo, Trump destacó que probablemente lo único que el expresidente demócrata Barack Obama (2008-2016) y él tienen en común es que ambos tuvieron «el honor de despedir a Jim Mattis, el general más sobrevalorado del mundo«, según recoge Actualidad RT.

«Le di una nueva vida, cosas que hacer y batallas para ganar, pero rara vez traía trofeos a casa. No me gustó su estilo de liderazgo ni mucho más de él, y muchos otros están de acuerdo. ¡Me alegro de que se haya ido!», recalcó.

Más de 140 ciudades son escenario de protestas contra el racismo institucionalizado en la nación norteamericana desde hace 10 días, tras el asesinato de Floyd (46 años), a manos del agente policial Derek Chauvin, en Mineápolis, quien ejerció exceso en el uso de la fuerza durante la detención hasta quitarle la vida, según reveló una autopsia independiente practicada esta semana.

Como medida de represión a las manifestaciones, el Departamento de Defensa movilizó 1.600 soldados a Washington D.C. a fin de auxiliar en la contención de las protestas. Mientras que el secretario de Defensa de EE.UU., Mark Esper, se opuso a la invocación de la Ley de Insurrección de 1807 para desplegar fuerzas de servicio activo para reprimir los disturbios civiles.

SI / VTactual.com

Bachelet rompe el silencio ante desigualdad racial en EE. UU.

Artículos relacionados