La «amnesia selectiva» de Obama al criticar violencia racial en EE. UU.

El expresidente estadounidense Barack Obama expresó su «apoyo» a los manifestantes que desde la semana pasada protestan en al menos 75 ciudades de ese país contra el asesinato del ciudadano afroamericano George Floyd (46 años), cometido por un efectivo de la Policía de Mineápolis, quien al excederse con el uso de la fuerza provocó su muerte por asfixia según la autopsia que se le practicó recientemente.

El exmandatario demócrata, quien gobernó entre 2009 y 2017, los calificó de “pacíficos, valientes, responsables e inspiradores” que han alzado la voz contra la represión.  “Se merecen nuestro respeto y apoyo, no una condena, algo que la Policía de ciudades como Camden (estado de Nueva Jersey) y Flint (estado de Michigan) han entendido de manera admirable”, expresó Obama, citado por la cadena HispanTV.

Asimismo, señaló que las movilizaciones de los últimos seis días evidencian una «frustración auténtica y legítima, por un fracaso de décadas en reformar las prácticas policiales y el sistema de justicia penal» en la nación norteamericana. ¿Será que a Obama se le olvidó que él mismo gobernó durante ocho años sin cambiar ni un milímetro ese sistema que hoy critica?

¿Un caso de amnesia selectiva?

Con sus palabras, Obama olvidó mencionar que durante su largo mandato se perpetraron crímenes policiales similares y que en esos momentos su postura o disposición para hacer justicia ante la impunidad que reinaba no se hizo sentir.

Uno de los casos más sonados durante su gestión de Gobierno fue el de Walter Scott, afroamericano de 50 años que en 2015 recibió tres impactos de bala en su espalda, simplemente por huir de un agente que lo había detenido por «tener una luz rota en su vehículo». Dos años después, y solo después que el responsable se señalara culpable, la Justicia le impuso 20 años de prisión federal por «asesinato en segundo grado».

Como ese, otros asesinatos por abuso policial se perpetraron en sus ocho años de Gobierno y la promesa de «cambio» para los oprimidos se quedó en eso, en una simple promesa, ya que siempre dio la espalda a sus connacionales.

El Movimiento Black Lives Matters surgió tras el asesinato de Trayvon Martin, en 2013. Foto: Getty Images

El «indignado»

Los estadounidenses también recuerdan a Freddie Gray (2015), Tamir Rice (2014), Michael Brown (2014) y Trayvon Martin (2012), víctimas de violentos agentes de distintos cuerpos de seguridad que les arrebataron sus vida en tiempos del hoy indignado Obama.

Gray, de 25 años y de Maryland, fue arrestado por portar una navaja en el bolsillo, fue arrastrado a una camioneta y terminó con una lesión medular severa que le condenó a la muerte, pese a advertir su dolor inicial a gritos. La investigación policial concluyó que su lesión ocurrió en la furgoneta, pero de los seis agentes involucrados, tres terminaron siendo declarados inocentes y otros tres nunca fueron juzgados.

Sobre los casos de Rice (12 años), Brown (18) y Martin (17), fueron asesinados por disparos de oficiales y causaron gran conmoción en la población por lo jóvenes que eran. Rice jugaba con una pistola plástica en Cleveland (Ohio); a Brown lo mataron en un altercado en Ferguson (Missouri), y  Martin, estudiante de secundaria, visitaba a familiares en una comunidad de Sanford (Florida) cuando un agente de vigilancia le quitó la vida “en defensa propia”.

Este martes, tuiteros del mundo le recuerdan a Obama, ganador del polémico premio Nobel de la Paz en 2009, los excesos policiales cometidos en su país contra afroamericanos y latinos, así como los abusos extraterritoriales perpetrados durante su Gobierno, período en el cual eligió no dignificar a la raza negra, parida en la tierra que dio origen a la humanidad, África.

https://twitter.com/fixasttyles/status/1267831229212057605

SI / VTActual.com

Excesos policiales no cesan en EE.UU. a pesar del incidente Floyd

 

Artículos relacionados