Moreno traslada gobierno a Guayaquil por temor a marcha indígena

La culpa es de Maduro y de Correa. Con esta sentencia el presidente ecuatoriano Lenín Moreno resumió el caos que vive hoy su país, luego de una semana que implementó medidas neoliberales que golpearon duramente el bolsillo de sus connacionales y los lanzaron a la calle a protestar y pedir su salida del poder. En cadena nacional, el mandatario ecuatoriano responsabilizó al ex presidente de ese país, Rafael Correa y a su par venezolano, Nicolás Maduro de orquestar un golpe de Estado en su contra.

«El sátrapa de Maduro ha activado junto con Correa su plan de desestabilización«, dijo sobre el jefe de Estado venezolano que tiene a su país bloqueado económicamente. «Ellos son quienes están detrás de este intento de golpe de Estado», dijo al momento de explicar que contrataron a «individuos externos pagados y organizados».

Moreno huyó de la capital ecuatoriana, hacia donde se dirige una multitudinaria marcha indígena que pretende la renuncia del presidente tras la aplicación del “paquetazo” que se ha negado a hacer retroceder. «Me he trasladado a la ciudad de Guayaquil y he trasladado la sede de Gobierno a esta querida ciudad, de acuerdo a las atribuciones constitucionales que me competen», declaró un asustado Lenín Moreno desde un búnker en el que le acompañaban unos poco militares.

Correa sonríe y se defiende

En declaraciones al medio RT, el ex presidente Rafael Correa rechazó las acusaciones de Moreno en su contra. Dijo que todo lo que pasa en el Ecuador es «una muestra de la enajenación que tiene Moreno en todo su Gobierno«, que ahora responsabiliza al gobierno anterior de todo lo que acontece. Correa advierte que ya nadie le cree al presidente porque su actitud «ya es realmente locura».

Mientras tanto, al grito de “Somos Pueblo”, avanzan los manifestantes contra los militares que intentan detener su marcha. Ante la huida de Moreno y su gobierno a Guayaquil y el uso del calificativo zánganos para definir a los manifestantes, muchos de ellos han llamado a las protestas como “la revolución de los zánganos”, que ahora buscarán sacar del poder al mandatario que califican como traidor al pueblo ecuatoriano.

RB

Artículos relacionados