Manifestaciones en Cataluña se salen del control de la policía local

Los graves enfrentamientos entre la policía local de Cataluña (Mossos d’Esquadra) y seguidores de Carles Puigdemont que realizaron manifestaciones por su detención, obligaron a un encuentro de urgencia con el presidente del Parlament catalán, Roger Torrent.

En el encuentro, el jefe de los Mossos, advirtió al presidente del Parlament del «giro» violento que han dado los acontecimientos y, lo que es aún más preocupante, la «vertiente futura» de esta nueva situación. Lo pidió a Torrent que desde su posición institucional haga llamados a la calma.

El magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, instructor de la causa contra Puigdemont, está siendo ya protegido después de recibir amenazas y de que en su segunda residencia, en Cataluña, hayan aparecido pintadas intimidatorias.

Tras la detención en Alemania de Carles Puigdemont, los manifestantes independentistas lanzaron pintura contra una docena de juzgados catalanes o pusieron mensajes amenazantes contra jueces y fiscales.

Las entidades de jueces consideran que la libertad de expresión «no puede amparar la descalificación personal ni la deslegitimación de los jueces y magistrados titulares del Poder Judicial».

ER

«Minifestación» sobreruedas de unionistas en Cataluña

Artículos relacionados