Una guerra para Venezuela es la opción favorita de EEUU

La intervención militar como opción para derrocar finalmente al presidente legítimamente electo de Venezuela, Nicolás Maduro, es el ingrediente de moda en todos los discursos de funcionarios estadounidenses para intentar amedrentar al pueblo venezolano.

Desde senadores hasta el jefe del Comando Sur, pasando por el Secretario de Estado. Todos han asegurado en las últimas 48 horas que la intervención militar para Venezuela está todavía sobre la mesa, lista para ser ejecutada.

Uno de ellos incluso se ha aventurado a establecer una fecha límite para implementar una operación en el país caribeño. “La crisis en Venezuela podría acercarse a ese nivel para fines de este año si Maduro sigue en el poder”, aseguró el jefe del Comando Sur, Craig Faller, quien se desempeñó anteriormente como director de operaciones del Comando Central de EEUU.

Faller ha llamado la atención sobre el apoyo que China ha brindado hasta el momento a Maduro, afirmando que “China ha hecho una apuesta muy arriesgada y no está colaborando”, lo que a su juicio significa que Pekín “no está respetando los derechos humanos, la soberanía y la democracia” del país latinoamericano.

“Simplemente, yo creo que ellos piensan que nosotros no hablamos en serio. Debemos obligarles a abandonar esa noción”, dijo Scott en un foro sobre Venezuela.

Una opinión similar dio este jueves el senador por Florida Rick Scott al afirmar que las sanciones contra Maduro, que en realidad afectan a todo el pueblo venezolano, no están funcionando por sí solas, motivo por el cual urgió a la administración de #DonaldTrump a considerar una intervención “militar” que les facilite deponer al Primer Mandatario.

Otro que dejó claro que una intervención militar podría implementarse en Venezuela fue el secretario de Estado, Mike Pompeo, quien destacó en una entrevista ofrecida a un medio chileno que por cualquier medio lograrán restablecer, o mejor dicho violentar, la democracia en el país caribeño.

Ante estos señalamientos, el gobierno del presidente Nicolás Maduro anunció que espera la llegada de nuevas misiones militares desde Rusia. Estas se unirán a los dos aviones con 99 militares y 35 toneladas de material que llegaron en marzo desde Moscú.

ARG

Artículos relacionados