Un héroe con guantes para #GiletsJaunes

El arresto del excampeón de boxeo francés, Christophe Dettinger, ha generado que miles de personas se pronuncien a favor de quien han considerado como un “defensor”, ante la represión policial que persiste en Francia, contra los forman parte de las manifestaciones encabezadas por los “chalecos amarillos”.

Este lunes, Dettinger decidió entregarse a las autoridades francesas, luego de que saliera a la luz pública un video donde se ve propinando una serie de golpes a efectivos policiales, durante la tarde del pasado sábado, en la pasarela  Léopold Sédar Senghor, en París, cuando una manifestación terminó en enfrentamientos con las fuerzas del orden.

Ante la situación, el exboxeador inició una campaña a través de las redes sociales, con el objetivo de apoyar a sus familiares y demostrar la solidaridad del pueblo francés, con la que ha logrado recabar 120 mil euros y el respaldo de aproximadamente 7.000 personas.

Por su parte, el deportista ha dejado claro que su reacción fue producida tras verse afectado por los gases lacrimógenos  y al sentirse indignado de ver la incapacidad del Gobierno francés de hacerle frente al clamor del pueblo, que exige políticas efectivas para una mayor calidad de vida.

“Tengo la ira de la gente dentro de mí. Veo tanto estos presidentes, ministros y al Estado llenándose, siendo incapaces de liderar con el ejemplo”, indicó Dettinger. Agregó que “siempre somos nosotros, los pequeños, los que pagamos. Franceses, estoy con ustedes de todo corazón”.

YR

Artículos relacionados