7 vicios nacidos al calor del aumento de la gasolina

A casi tres semanas de iniciarse el nuevo proceso de cobro de combustible en Venezuela, se respira finalmente una ligera calma en la mayoría de las estaciones de servicio. Las largas y demoradas colas han desaparecido en gran parte del territorio nacional, y excluyendo la frontera con Colombia y alguna gasolinera excepcional, el suministro se viene normalizando paulatinamente.

Sin embargo, la aparición de nuevos vicios llenos de corrupción han nacido al calor de los nuevos precios y la nueva forma de expender el hidrocarburo. En este trabajo abordamos 7 de estas formas en que la «viveza criolla» ha mutado para vivir de la necesidad ajena.

7. El precio subsidiado es bachaqueable

El precio subsidiado de la gasolina venezolana aún es uno de los más baratos del mundo, 5000 bolívares por litro (0,02 US$), lo cual lo convierte en un atractivo para seguir siendo objeto de contrabando de extracción, sobre todo desde la vecina Colombia, Brasil y algunas islas cercanas del Caribe. El actual bloqueo de fronteras por el Covid-19 es una limitante para estas prácticas, pero no evita que continúe el desvío detallado y al por mayor de este combustible.

6. 120 litros mensuales son bachaqueables

El Sistema Patria no está depurado aún y no todos los que están son los que son. Muchas de las personas registradas como propietarios de vehículos no los tienen o no los usan, por lo tanto no necesitan los 120 litros mensuales que el gobierno ha subsidiado a 5000 bolívares. La gran mayoría de estos personajes ya compran la gasolina en diferentes tandas y la revenden a precio internacional a las debilitadas, pero existentes mafias del combustible.

5. El equipo no funciona

Es la excusa perfecta para vender la gasolina al precio internacional. Durante las primeras semanas de implementación del nuevo sistema de cobro, se ha observado con frecuencia que los equipos que conectan con el Sistema Patria no funcionan o están averiados «misteriosamente», lo cual permite vender la gasolina en otros precios y por otras vías.

4. Se acabó la gasolina

La molestia explotó a las puertas de algunas estaciones de servicio altamente concurridas durante las primeras semanas de implementación del nuevo sistema de cobro de combustible. También en las redes sociales. El anuncio de que «se acabó la gasolina» dio paso a conatos de desorden en las cercanías a las gasolineras, donde posteriormente se observó a particulares comprando el remanente de los supuestos tanques vacíos, quién sabe con qué propósitos.

3. «Algo pal’ fresco»

La tristemente popular expresión adjudicada a oficiales de tránsito, se ha hecho de uso corriente en diferentes espacios en lo que el ahorro de tiempo para convertirse en prioridad, presenta la ocasión. Las estaciones de servicio no son la excepción y si bien los primeros días sirvieron para lograr un adelanto en las largas filas, con el pasar del tiempo empezaron a favorecer a compradores con cantidades de combustible extra vendidos clandestinamente. El «algo pal’ fresco» en la Venezuela de hoy va expresado en moneda extranjera.

2. No hay cambio para dólares

Y ya que de moneda extranjera hablamos, el pago en divisas en las estaciones de servicio se ha convertido en una mina de oro para los aprovechados y un dolor de cabeza para quienes tienen acceso a los deseados billetes. No hay cambio en dólares en la mayoría de los expendios de gasolina a escala nacional, lo que contribuye a otra forma de corrupción en la cual se confabulan los diferentes actores que hoy hacen vida en las gasolineras venezolanas.

1. El subsidio cuesta

Los autobuses de transporte colectivo y el transporte de carga están exonerados del pago de gasolina al menos hasta el mes de septiembre, si el gobierno nacional así lo considera. Sin embargo, entre la práctica de «algo pal’ fresco» y la «colaboración» obligatoria que se le pide a los transportistas, se generan otras formas de corrupción. Pero los trabajadores del volante no escapan al círculo vicioso, ya que muchos de ellos revenden el combustible subsidiado en dólares tras ser beneficiados.

Randolph Borges/VTactual.com

#VTentrevista Yacarlys Arienta: Fin de las colas por gasolina es invaluable

Artículos relacionados