Dabeiba está lejos de ser la fosa de falsos positivos más grande de Colombia

Luz Marina Monzón, directora de la Unidad de Búsqueda de Personas (UBPD), asegura que la fosa común recientemente descubierta en Dabeiba, Antioquia, al norte de Colombia, estaría muy lejos de ser la más grande del país.

Lo cierto es que, en Colombia, tras más de 50 años de guerra civil, todavía están desaparecidas unas 80.000 personas. Es por ello que Monzón pide cautela a la hora de calificar este cementerio clandestino, en el que se supone que reposarían los restos de víctimas de los llamados «falsos positivos», civiles asesinados por militares o paramilitares, y hechos pasar como guerrilleros muertos en combate, como el más grande de Colombia.

Para Luz Marina Monzón, es muy difícil, con la información parcial que se tiene sobre este caso dada por militares que participaron en los presuntos crímenes, determinar si es sólo aquí dónde hay cadáveres o si hay más sitios, con más número de víctimas.

«Esto que acabó de ocurrir en Dabeiba es una muestra de la dimensión de la complejidad y de la magnitud de la desaparición de personas en el país. Pero también la complejidad del abordaje de los lugares donde pueden estar. Yo no me atrevería a decir, frente a tanta ausencia de información, que esta es la fosa más grande de este tipo de crimen. Y es muy difícil afirmarlo porque en el país ni siquiera tenemos una cifra concreta de cuántas personas están desaparecidas, incluidas las categorizadas dentro de los falsos positivos», dijo la activista en entrevista para el diario colombiano El Espectador.

Confesión de parte

Pese a que no se tiene la información completa, la confesión de los militares sobre la fosa de Dabeiba, ayuda al Estado y a las organizaciones de víctimas a «visualizar la magnitud del problema«, asegura Monzón.

Además, de acuerdo a sus declaraciones, la UBPD tiene información de este tipo de fosas en distintas partes de Colombia, y que podrían incluir personas desaparecidas y muertas en ejecuciones extrajudiciales masivas.

Luz Marina Monzón, directora de la Unidad de Búsqueda de Personas (UBPD)

«Hablan de zonas como el Guaviare, donde se denuncia que hay múltiples fosas de personas desaparecidas, incluyendo ejecuciones extrajudiciales. Pero también nos han hablado de Córdoba, Cesar, Norte de Santander y Putumayo. Ese es uno de los escenarios de la unidad. Nuestro deber es hacer un trabajo metódico, sistemático y planificado para identificarlas y así actuar responsablemente para encontrar a los desaparecidos», explicó.

La investigadora asegura que cuando se trata de casos que tengan que ver con delitos de lesa humanidad, hay que ser muy cautelosos, sobre todo para no brindar falsas esperanzas a los familiares de esos desaparecidos.

«Hay que saber balancear la información y tener cuidado en no causarle daños a las víctimas, quienes ya sufren mucho. Creo que es muy importante dar información que se están encontrando cuerpos, que puede corresponder a este tipo de crímenes, pero es necesario explicarle a la sociedad que este hallazgo es un primer paso en una cadena de acciones que hay que desarrollar para que se pueda determinar quiénes son esas personas desaparecidas», sostuvo.

MMMV/VTactual

Nueva confirmación sobre ejecuciones extrajudiciales en Colombia

 

Artículos relacionados