7 estallidos antirraciales apagados con fuego en Estados Unidos

El asesinato del afroamericano George Floyd escribe otra oscura página en la historia de la violencia policial racista en Estados Unidos. Su muerte desató una ola de protestas que muchos quieren ver como el inicio de una gran revolución norteamericana, en medio de la represión, la mofa gubernamental y una comprensible rabia contenida, pero corre el riesgo de ser un capítulo más de una historia muchas veces repetida.

En VTactual refrescamos la memoria con 7 eventos que desataron la ira social con importantes movilizaciones antirracistas, en un país que adora a las personas de raza negra mientras estén saltando, corriendo o golpeándose en diferentes arenas deportivas.

7. El caso Marquette Frye

Redadas en Watts en 1965

En 1965, cuando ya se creía superado el tema de la segregación racial en Estados Unidos, la policía de Los Ángeles detuvo al joven motociclista Marquette Frye por conducir en estado de ebriedad. Su familia se opuso a la detención alegando que a los blancos solo los multarían, lo que ocasionó un altercado con los familiares que rápidamente se convirtió en un tema de la comunidad de Watts, mayoritariamente habitada por afrodescendientes. Las revueltas sociales dejaron 34 muertos, más de mil heridos y 50 millones de dólares en pérdidas en siete días de protestas.

6. La matanza de Detroit

Detroit ardió por varios días en 1967

Nuevamente la desigualdad en la aplicación de la ley es causa de una revuelta de grandes proporciones. En 1967 una redada en un bar fue la gota que derramó el vaso en una comunidad cansada de los abusos policiales. La madrugada del 23 de julio comenzaron los disturbios en la calle 12 de la ciudad de Detroit, lo que motivó la intervención de la Guardia Nacional del Ejército y la 82 y la 101 División Aerotransportada. Los eventos dejaron 43 muertos, más de 2000 heridos y numerosas pérdidas materiales, en un estallido que se extendió hasta los estados de Illinois, Carolina del Norte y Tennessee.

5. Los cuatro policías de Tampa

Protestas por el asesinato de McDuffie en 1980

«Me rindo», fueron las últimas palabras de Arthur McDuffie, tras una persecución luego de infringir una señal de tránsito el 17 de diciembre de 1979. Lo siguiente fue una brutal paliza que le propinaron cuatro policías de Tampa, Miami, en la cual le fracturaron el cráneo. McDuffie, quien fue Marine, murió cuatro días después. En mayo de 1980 los policías fueron absueltos, lo que desató la peor ola de violencia en Miami, que dejó 18 muertos y centenares de heridos. Muchos edificios y vehículos fueron incendiados y miles de puestos se trabajo se perdieron.

4. Los Ángeles en llamas

Caos total en Los Ángeles en 1992

«Welcome to the jungle« cantaba la banda de rock Guns n’ Roses a finales de los 80 inspirados en el desastroso clima social de Los Ángeles. A principio de los 90 la situación no mejoró y el desempleo, la segregación y maltrato policial eran una constante que hacía presentir que algo terrible estaba por ocurrir. La golpiza policial contra el taxista afroamericano Rodney King, y la posterior absolución de los agentes en abril de 1992, desataron la ira contenida por décadas, que dejó los peores desastres urbanos en la historia reciente de Estados Unidos. 58 muertos, más de 2000 heridos y una ciudad en llamas, fue el resultado de cinco días de disturbios que solo se aplacaron con el Ejército y el toque de queda.

3. El caso de Ferguson

«Soy yo el próximo?» pregunta un manifestante en Ferguson

El joven afroamericano de 18 años, Michael Brown, fue abatido a tiros mientras estaba indefenso y desarmado por el policía de Misouri, Darren Wilson, el 9 de agosto de 2014. Su asesinato levantó una ola de protestas violentas que se prolongaron por diez días con saqueos e incendios. El retiro de los cargos contra Wilson en noviembre de ese año motivó otro estallido social que únicamente fue aplacado nuevamente con toques de queda y Guardia Nacional.

2. El traslado mortal en Baltimore

Protestas en Baltimore en 2015

Tras un intercambio de palabras con policías de Baltimore, el joven afroamericano de 25 años, Freddie Gray, es detenido y transportado en una furgoneta policial en abril de 2015. En su traslado recibe una brutal paliza que produjo su muerte cuatro días después de su arresto. De nuevo violentos disturbios acompañaron el reclamo de justicia que nunca llegó. La declaración de estado de emergencia y la actuación de la Guardia Nacional, calmaron la situación.

1. El peligroso libro en las manos

Funerales de Keith Scott en 2016

Una tarde de septiembre de 2016, Keith Lamont Scott, esperaba a su hijo en una parada de autobús cuando fue increpado por un policía a soltar el arma que tenía en su mano. La supuesta arma no era más que un libro que el hombre de 46 años cometió el error de no arrojar al piso. La decisión provocó que el agente de la policía de Carolina del Norte, Brentley Vinson, le pegara un tiro que le segó la vida. Tras dos días de protestas, incendios y saqueos, nuevamente la Guardia Nacional restauró la calma en medio de un estado de emergencia.

Randolph Borges/VTactual.com

Cuando la censura se viste de troll: ciberacoso a periodistas

Artículos relacionados