Fragilidad democrática rodea Afganistán

Fragilidad democrática rodea Afganistán

En medio del caos y las amenazas de los talibanes se llevan a cabo este sábado las elecciones parlamentarias en Afganistán. Los comicios están marcados por una campaña oscurecida por decenas de atentados ejecutados por los talibán, que han llamado al boicot y amenazado con perpetrar nuevos ataques durante la votación.

Los comicios serán los primeros a la Wolesi Yirga (la cámara baja del Parlamento) desde septiembre de 2010, dado que, pese a que estaban previstos para octubre de 2016, fueron aplazados en dos ocasiones debido a la falta de garantías de seguridad y las disputas sobre cómo garantizar su transparencia.

Hasta el momento una persona ha muerto y otras 47 han resultado heridas en varios ataques en cuatro provincias afganas, incluida Kabul.

Las elecciones parlamentarias se deciden este sábado
Las elecciones parlamentarias se deciden este sábado

Los ataques se produjeron en Kabul, las provincias orientales de Kapisa y Logar, y la meridional Ghazni, y luego las víctimas fueron trasladadas a un hospital que la ONG italiana Emergency tiene en la capital afgana.

Entre los primeros en acudir a votar han figurado el presidente, Ashraf Ghani, y el jefe ejecutivo (primer ministro), Abdulá Abdulá. Para garantizar la seguridad en los comicios, el Gobierno afgano desplegó en todo el país 70.000 soldados y policías. Najib Danish del Ministerio de Interior, dijo que hay un incremento de 16.000 efectivos con la finalidad de evitar una masacre en la actividad.

NB

Guerra en Afganistán desconoce tregua y feriados  

Artículos relacionados