EEUU y Turquía encaminados a bajar la presión diplomática

epa06910221 US pastor Andrew Brunson (C) is released from jail and will be put under house arrest during the duration of his trial, at Aliaga Prison in Izmir, Turkey, 25 July 2018. The US pastor has been in custody for two years under terror and espionage charges. EPA/MUSTAFA KOPRULU

Este sábado se espera que el misionero estadounidense Andrew Brunson, liberado el viernes en Turquía llegué a EEUU para reunirse con el presidente Donald Trump en la Casa Blanca, este encuentro pudiera mejorar el conflicto entre ambos países.

Andrew Brunson pasó dos años en prisión preventiva y su caso generó fuertes tensiones entre Estados Unidos y Turquía en los últimos meses. El misionero protestante llevaba dos décadas viviendo en la región de Esmirna, en el oeste de Turquía y fue arrestado en otoño de 2016 acusado de mantener vínculos con la cofradía islamista del predicador exiliado Fethullah Gülen, al que Ankara atribuye el fallido golpe de Estado de 2016.

Hasta ahora, la Fiscalía había acusado al misionero de tener vínculos tanto con la guerrilla kurda marxista de Turquía y del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK). Brunson siempre ha mantenido su inocencia y la reiteró en el juicio, pidiendo ser absuelto.

EEUU y Turquía encaminados a bajar la presión diplomática
EEUU y Turquía encaminados a bajar la presión diplomática

El caso de Brunson exacerbó las tensiones entre Washington y Ankara desde julio pasado, cuando Estados Unidos convirtió su liberación en una causa diplomática, mientras que Turquía se escudó en la independencia de sus tribunales.

En agosto, la Casa Blanca impuso sanciones contra los ministros turcos de Justicia, Abdülhamit Gül, y de Interior, Süleyman Soylu, por su papel en el arresto de Brunson, y el aumento de las tensiones contribuyó a un desplome de la lira turca.

NB

EEUU vuelve a cargar contra Irán

 

Artículos relacionados