7 decisiones que ponen en peligro al mundo frente al Covid-19

La globalización, ese fenómeno que tantos dolores de cabeza ha causado a los países más pequeños y que nos ha ido robando poco a poco la identidad, los recursos y la independencia, hoy nos vuelve a fastidiar.

Y es que como lo explica la teoría del caos y lo expresa un viejo proverbio chino, el simple y sutil aleteo de una mariposa -que se encuentra, por ejemplo, en Italia- puede provocar un verdadero caos al otro lado del mundo.

Y eso fue lo que ocurrió con el Covid-19 y su tasa de propagación, que pasó de inofensiva a altamente peligrosa en menos de un mes. Cientos de países que no recordaron que la tecnología y los aviones nos conectan desde 1919, subestimaron al virus y lo dejaron entrar libremente a sus territorios.

Y es que el surgimiento (o creación) de este virus vino a recordarnos que las fronteras son ficticias y que la economía no es lo más importante, sino el ser humano quien a fin de cuentas es el que levanta los índices bursátiles con su trabajo.

Para demostrar que esto no ha terminado y que seguimos a merced de las terribles decisiones u omisiones de ciertos gobiernos, VTActual presenta una lista de 7 decisiones que ponen en peligro al mundo frente al Covid-19:

No suspender vuelos

Europa reaccionó indignada cuando se le fue de las manos la situación. No es muy agradable ser discriminado y eso los millones de migrantes que alberga este continente lo saben muy bien. Pero esta vez le tocó al martillo ser clavo y ver cómo sus aerolíneas comenzaron a verse duramente afectadas por la suspensión de vuelos que anunciaron cientos de países, entre ellos EE.UU.

Sin embargo, esa prohibición que al principio pareció acertada al final se convirtió en una verdad a medias porque ciudadanos de Irlanda y Reino Unido podían seguir viajando a esa nación norteamericana sin restricciones. Quizás buena parte de los casi 800 mil infectados que hay en ese país contrajeron el virus por la llegada de algún extranjero.

No realizar suficientes pruebas

El costo de las pruebas de PCR (Reacción en Cadena de Polimerasa) comúnmente utilizadas por los médicos para determinar si hay material genético de un patógeno o microorganismo, como siempre es el principal factor que hace que los gobiernos no estén aplicando con regularidad este examen a la ciudadanía.

En Guayaquil, Ecuador, las decenas de denuncias sobre esta grave omisión del Gobierno de Lenín Moreno se han visto reflejadas en las terribles cifras de fallecidos a causa del virus. De acuerdo con el protocolo de la OMS, la prueba debería aplicarse incluso a personas fallecidas sospechosas de tener Coronavirus – ya saben, por aquello de la cuarentena y del aislamiento que debe aplicarse a quienes estuvieron en contacto con la potencial víctima- pero esa formalidad no se cumple en el país latinoamericano, en donde el Gobierno ya se declaró rebasado por la pandemia.

Así como Ecuador, muchos otros países presentan cifras irrisorias sobre el porcentaje de pruebas aplicadas por cada millón de habitantes. Paradójicamente, Venezuela –el país que supuestamente está en dictadura y cuyo Gobierno es acusado de tener abandonado a su pueblo, es el que lidera las estadísticas de realización de pruebas en Latinoamérica con 6.873 tests aplicados por cada millón de habitantes.

Suspender sueldos a los trabajadores

Nadie entiende cómo el ciudadano común, el de a pie, el que vive de un salario, podrá soportar el confinamiento si no tiene recursos. Al gobierno de Perú esto parece importarle poco pues hace una semana decidió permitirle a las empresas (las que si tienen cómo sobrevivir a esta coyuntura) suspender el sueldo por 90 días a los trabajadores, quienes deberán gastar sus ahorros de toda una vida para poder salir airosos de la pandemia.

Desestimar la crisis

En este apartado dos Jefes de Estado se disputan el reinado. Por ignorancia, simple descaro o ambas opciones, el presidente de EE.UU., #DonaldTrump y el de Brasil, Jair Bolsonaro, se dedicaron a subestimar la pandemia y sus efectos.

¿El resultado? Ambos países son los principales focos de contagio de sus regiones (en el caso de EE.UU. es el epicentro del Covid-19 en el mundo) y amenazan con ser un verdadero problema para sus vecinos si finalmente ambos mandatarios deciden volver a la “normalidad” antes de tiempo.

La justificación para sus actuaciones es como siempre el bienestar de la economía. Y en este punto volvemos a preguntarnos ¿Qué será de la economía sin el hombre y su trabajo? Y es que si la población se enferma, ¿Quién sacará adelante a esos países?

Presentar cifras falsas  

Si no conocemos cuántas personas infectadas hay en nuestro país y en dónde se encuentran ¿Cómo podríamos protegernos del virus? Esto parece importarle poco a gobiernos como el de Sebastián Piñera que en un acto de plena ignorancia decidió incluir a las personas fallecidas por Coronavirus en la lista de recuperados. ¿Increíble, no?

Reaccionar tarde

España e Italia, los simpáticos vecinos europeos que ocupan el segundo y tercer lugar de países con más personas contagiadas en el mundo, le dieron prioridad al fútbol, a los negocios y en líneas generales a la economía antes de tomar medidas que resguardaran a sus ciudadanos de lo que estaba por venir. Casi 50 mil fallecidos después (una cifra que muchos aseguran es más elevada), los Gobiernos de ambas naciones se lamentan y disculpan por haber reaccionado tarde, aunque a eso a las familias de las víctimas poco les importe.

 

Aplicar sanciones a la OMS

Como si fuera poco haber sancionado a la mitad del planeta antes de que todo esto comenzara, EE.UU. continúa en su carrera por obtener el título de enemigo público número uno del mundo sancionando a la Organización Mundial de la Salud (OMS) por el supuesto apoyo que ésta le estaría brindando a la administración china, a la que #DonaldTrump considera la responsable de la creación de la pandemia aunque varias investigaciones afirmen lo contrario.

Retirando el apoyo económico a este organismo, EE.UU. está firmando una sentencia de muerte para miles de personas que no podrán beneficiarse de las políticas e investigaciones impulsadas por la OMS.

Andreína Ramos Gínés/ VTActual.com

@aramosginesVT

Contradicciones se ciernen sobre EE.UU. mientras la covid-19 acelera de forma alarmante

Artículos relacionados