En cuarentena y atrapadas con su agresor

El confinamiento de la familia por causa del Covid-19 ha traído consigo el surgimiento o la acentuación de problemas sociales que son muy complejos de manejar. Uno de ellos es la violencia en el hogar, fenómeno que de manera alarmante se viene incrementando con el agravante de un encierro por cuarentena.

Desde los primeros brotes de la ahora pandemia en Asia, se confirmó el preocupante crecimiento de la violencia de género. A su llegada a Europa, con las dramáticas consecuencias que ello supuso, las cifras de agresiones a mujeres se tornaron aún más angustiantes, debido a que miles de féminas están obligadas al encierro con su agresor.

Con guantes y tapabocas

Así merodea la violencia de género en miles de hogares con cuarentena, prácticamente antiséptico y con un tufo a gel antibacterial en las manos agresoras. El castigo para estos delitos, ya complejos de sancionar por sus características, se torna más difícil en el confinamiento por la pandemia.

Francia, Italia y España, son los países que mayor número de agresiones a mujeres a manos de su pareja registran normalmente en Europa. Es de esperar que durante la cuarentena, la ocurrencia repunte de manera exponencial.

En el país galo las autoridades reportaron un incremento de 30% de violencia de género en todo el territorio, con un un repunte de 32% en la zona de gendarmerie y de un 36% en París. En España el propio jefe de gobierno Pedro Sánchez ha instruido a las autoridades a sumar esfuerzos para atender a las numerosas víctimas de violencia en sus hogares.

La brecha entre el miedo y la denuncia

Conocedoras de la realidad que se vive en los hogares franceses y españoles, las autoridades de ambos países han emprendido campañas y acciones puntuales para atender a las víctimas de violencia de género. En Francia se puso en marcha una estrategia en la televisión pública para dar información y crear códigos de denuncia cuando la afectada salga a comprar a farmacias u otros establecimientos. Para ello las autoridad estarán alerta ante las denuncias cifradas.

En España el ministerio de Igualdad lanzó la campaña  “Estamos contigo. La violencia de género la paramos unidas”, con la que pretende atajar a tiempo las denuncias de las víctimas. Para ello han redoblado la atención vía telefónica y por correos electrónicos en los sistemas de seguridad.

Cuarentena no es silencio

En Venezuela, uno de los países con la legislación más avanzada en materia de violencia contra la mujer, las autoridades han fortalecido una campaña para promover la denuncia ante casos de violencia basada en género (VBG). Para ello se dispuso la línea de emergencia 911 a la cual se puede llamar de manera gratuita las 24 horas del día.

La ministra para la Mujer e Igualdad de género Asia Villegas, expresó que la campaña “Cuarentena Libre de Violencia”, está siendo trabajada de la mano del Fondo de Población de las Naciones Unidas, que invita a no guardar silencio ante este tipo de agresiones.

En Venezuela existe la figura de las casas de abrigo, lugar donde se refugian las víctimas de VBG para garantizar su seguridad en caso de no tener otro refugio. Sin embargo, tras una consulta hecha por el equipo de VTactual, se corroboró que debido a la crisis que enfrenta el país, estos lugares ya no prestan sus servicios con la necesidad requerida por la carencia de recursos y en la actualidad no están preparados para enfrentar una situación de confinamiento por cuarentena. Este escenario deja a las víctimas en las manos de su agresor, de allí la importancia de la denuncia.

Randolph Borges/VTactual.com

En Venezuela falta sensibilizar sobre la violencia machista

 

Artículos relacionados