Continúa escalada en conflicto entre EEUU y China con cierre de consulado en Chengdu

Este viernes, el Gobierno de Beijing ordenó el cese de operaciones del consulado en Chengdu de EE.UU., provincia de Sichuan, al suroeste del país asiático, con esta acción continúa la escalada del conflicto entre EE.UU. y China

La decisión de China se produce en reciprocidad a una acción similar del Gobierno de Washington contra la oficina consular china en Houston, Texas.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China notificó a la embajada de EE.UU., en un comunicado, su decisión de retirar su consentimiento para la operación del consulado en Chengdu.

En el documento, la cancillería asiática destaca que Washington realizó un acto de provocación unilateral el pasado 21 de julio cuando exigió el cierre de su consulado en Houston.

Beijing señala que la medida estadounidense violó el derecho internacional y las normas básicas de las relaciones internacionales.

Asegura que también transgrede los términos de la Convención Consular entre China y EE.UU. “Esto dañó gravemente las relaciones chino-estadounidenses», afirma.

La Cancillería insta a Washington “a retractarse de inmediato de su decisión equivocada y a crear las condiciones necesarias para volver a encaminar la relación bilateral».

Consulado de EE.UU. en Chengdu F/AFP

Efectos del caso del consulado en Chengdu

Por otra parte, este viernes la bolsa de Hong Kong retrocedió 2,21% en su principal indicador el  Hang Seng, afectado por las nuevas tensiones entre Washington y Beijing.

Todos los sectores cerraron en rojo. El subíndice financiero perdió un 1,91 %; el de servicios públicos, un 0,52 %; el inmobiliario, un 1,04 %, y el de comercio e industria, un 3,10 %. Las acciones chinas lideraron las pérdidas con un desplome de un 4,4%, borrando sus avances durante la semana.

Por su parte, las acciones europeas atravesaban su peor día en un mes, refieren medios especializados.  El índice regional Euro Stoxx 50 caía un 1,3%.

Los papeles tecnológicos lideraban los descensos, siguiendo a sus pares estadounidenses durante la sesión en Asia. Mientras que el sector de materias primas -sensible a China- retrocedía un 1,4%.

“Es preocupante una escalada en las tensiones entre EE.UU. y China, que podría tener consecuencias enormemente negativas en los líderes del mercado bursátil”, dijo Stephen Innes, alto ejecutivo de AxiCorp.

Guerra comercial de 2019

Por otra parte, es preciso recordar que en agosto de 2019 EE.UU. y China tomaron acciones para profundizar su llamada guerra comercial iniciada en enero de ese año.

El anuncio de Trump de aplicar aranceles al 10% de las importaciones chinas a partir de septiembre de ese año, tuvo como respuesta una depreciación del Yuan frente al dólar.

Para el gigante asiático significó una disminución de 25% de las exportaciones chinas a EE.UU. debido a la política arancelaria de la administración Trump. Así lo aseguró en esa época la ONU en un informe sobre comercio y desarrollo, Unctad.

El reporte concluyó que la guerra comercial perjudicó económicamente a los dos países y que en EE.UU. quienes sufrieron la peor parte en el conflicto fueron los consumidores. Señaló que el descenso del comercio bilateral entre las dos mayores economías mundiales significó en muchos casos precios más elevados.

«Los resultados del estudio servirán de advertencia para todos, ya que esta guerra no sólo está dañando a los principales contendientes, sino que está comprometiendo la estabilidad de la economía global», refirió el informe en ese momento.

SI/VTactual

La solución a la guerra comercial con EE.UU. la pone China

 

Artículos relacionados