Colombia no da chance a la paz: vuelven las FARC

La guerra nunca acabó en Colombia. Las negociaciones de paz, que encendieron la esperanza de ese pueblo y de los pueblos vecinos afectados por un conflicto de más de 60 años, se desvanecieron sobre el escritorio del presidente Iván Duque. Los continuos asesinatos de líderes sociales, campesinos y guerrilleros desmovilizados sin la acción contundente del gobierno, o a veces con su complicidad, llevó a un camino previsible: las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), regresan a las armas oficialmente.

El anuncio lo hizo desde la clandestinidad, y a través de un video publicado en redes sociales, el líder guerrillero Iván Márquez, que en compañía de Seuxis Paucias Hernández Solarte, alias ‘Jesús Santrich’ y otros líderes de la disidencia de las FARC, expresaron su voluntad de regresar a la “lucha guerrillera”. «Buscaremos coordinar esfuerzos con la guerrilla del ELN y con aquellos compañeros y compañeras que no han plegado sus banderas», agregó Márquez.

https://www.youtube.com/watch?time_continue=15&v=GQNMQxTV46o

En el comunicado, el combatiente expresa su deseo de regresar a las armas por “la paz cierta, no traicionada». Márquez, sobre quien pesa orden de captura, dijo que esta nueva etapa de combate no se mantendrá operando solo «en las profundidades de la selva», puesto que dirigirá sus ataques contra «la oligarquía excluyente y corrupta» de Colombia. Dijo que “ha comenzado la segunda Marquetalia”, en referencia al sitio donde las FARC se alzaron por vez primera.

La otra FARC

Rodrigo Londoño, conocido como “Timochenko”, lidera el partido político de los excombatientes de las FARC, que conserva las siglas y ahora recibe el nombre de “Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común”. Dijo que los excombatientes apoyan el proceso de paz firmado en 2016. «Las grandes mayorías seguimos comprometidas con lo acordado, aún con todas las dificultades o peligros que se avizoran, estamos con la paz», escribió en twitter.

Alias «Timochenko» defiende el proceso de paz a toda costa.

Entre tanto, el ex presidente colombiano Juan Manuel Santos, que encabezó los diálogos de paz que acusan de ser traicionados, se expresó contra los nuevamente alzados en armas. «El 90% de las FARC sigue en el proceso de paz. Hay que seguirles cumpliendo. A los desertores hay que reprimirlos con toda contundencia. La batalla por la paz no se detiene«, escribió en las redes sociales.

RB

Artículos relacionados