7 canciones que hicieron único a Celso Piña

Con apenas 16 años un joven decidió nadar contra la corriente musical que imperaba en su Monterrey natal y se aventuró a tocar cumbias y vallenatos. Ese importante paso, que lo obligó a ser la diferencia en su región, marcó toda su carrera hasta convertirlo en “El rebelde del acordeón”. Todo lo que vino después en la carrera musical de Celso Piña fue una interesante mezcla de sonidos que de manera temprana fusionó los ritmos tradicionales del vallenato con rock, reggae, hip-hop, ska y otros tantos.

Celso Piña llevó la música tropical a otros niveles y otras audiencias, defendiendo la identidad latinoamericana y marcando un estilo inigualable que traspasó las fronteras. Con motivo de su lamentable partida física a los 66 años, VT Actual repasa las 7 canciones que hicieron único a Celso Piña.

Celso Piña, «El rebelde del acordeón».

7. Cumbia Sobre el Rio Suena

En este tema el legendario acordeonista se hizo acompañar de la banda de hip-hop mexicana Control Machete, que junto al fallecido venezolano Blanquito Man (Andrés Blanco), rindieron este sabroso homenaje a la cumbia colombiana con la fusión musical que sumaron todos estos grandes músicos. Era uno de los temas infaltables en las presentaciones en vivo de Celso Piña.

6. Cumbia poder

Celso Piña fue un autodidacta del acordeón. Aprendió a tocar de oído inspirado en la música vallenata de los colombianos Aníbal Velásquez Hurtado y Alfredo Gutiérrez. Mientras la música norteña, natural de la región de Monterrey y Nuevo León, se imponía con fuerza, la propuesta de “El rebelde del acordeón” se hacía sentir con su “Cumbia poder”.

5. Mira, mira

En este tema en el que se rememora el estilo norteño mexicano, Celso Piña se hace acompañar de la exquisita voz de Natalia Lafourcade, que con dulzura interpreta esta canción romántica y bastante simpática. Muestra la gran versatilidad musical que incluyó la obra del maestro acordeonista.

4. Aunque no sea conmigo

Tema originalmente grabado en colaboración con Rubén Albarrán, vocalista de la banda Café Tacuba. En esta versión, Celso Piña la interpreta en vivo junto a la Orquesta de Baja California, con la que le da un toque mucho más profundo a este tema emblemático de su obra. Es uno de los clásicos del despecho de la carrera de Celso Piña.

3. Zapata Se Queda

El canto necesario también encontró la buena disposición de Celso Piña para sumarlo a su repertorio. La lucha por la tierra, eterno combate del campesino mexicano y latinoamericano, se expresa en este tema en el que “El rebelde del acordeón” acompaña a la vocalista Lila Downs, una declarada luchadora por la identidad mexicana y en favor de los pueblos indígenas. “Zapata se queda” es un himno a todas esas luchas históricas del país azteca.

2. Más allá del sol

Junto a las leyendas de la agrupación rockera El Tri, el maestro Celso Piña demostró que el acordeón y el rock pesado no son incompatibles. En esta versión en vivo queda plasmada una experiencia para la historia que acercó dos estilos radicalmente diferentes, pero que sólo la música puede unir.

1. Macondo

Aunque la música colombiana marcó la carrera de Celso Piña, no visitó a Colombia sino hasta 2010. Unos años antes, conoció al escritor colombiano Gabriel García Márquez, con quien entabló una bonita amistad que creció rápidamente. Admirador de su obra literaria, grabó el tema “Macondo”, que canta a ritmo de cumbia la historia del Gabo “100 años de soledad”. El músico y el escritor eran mutuos admiradores de sus respectivos telentos.

RB

Artículos relacionados